Cuernavaca, Morelos.- La dirigencia municipal del PAN en Cuernavaca propuso la creación de un Consejo Económico de Emergencia que genere alternativas de solución a la crisis económica que enfrenta la capital del estado.

La propuesta fue presentada por Alfredo González Sánchez, presidente del Comité Municipal del PAN Cuernavaca.

“En Cuernavaca se ha desatado, en medio de la crisis sanitaria, una serie de declaraciones encontradas entre el gobierno del estado y el gobierno de Cuernavaca, en torno a si es el momento de levantar el confinamiento o no, ante una realidad que azota a los comerciantes de la capital, una profunda crisis económica, insostenible, en la que solicitan la reapertura de sus negocios.

“Es por ello que convocamos al gobierno del estado de Morelos y al ayuntamiento de Cuernavaca a generar estrategias conjuntas a efecto de encontrar la forma de reactivar la economía, sin poner en riesgo la salud de las y los ciudadanos, ante un eventual contagio masivo”, dijo González Sánchez.

Esta semana el Edil Antonio Villalobos Adán autorizó, junto con su cabildo, la reanudación de las actividades económicas no esenciales en la capital, entre ellas las recreativas.

La medida fue criticada por el gobierno del estado, quien a través del Secretario de Gobierno Pablo Ojeda y de la Secretaría de Salud advirtió que es responsabilidad de los ayuntamientos cumplir con las medidas decretadas para garantizar la seguridad de la población frente a la pandemia de Covid-19.

El consejo propuesto por el PAN establecería las medidas pertinentes y estratégicas para la reactivación económica en Morelos, de forma inmediata, pero paulatina, una vez que el semáforo pase de rojo a naranja.

La propuesta del comité municipal incluye realizar compras en mercados locales y permitir el ingreso de un integrante de la familia, además de no rebasar el 75% de su capacidad total.

La rotación de empleados en los mercados locales con el fin de evitar la concentración de más de tres personas por puesto o local.

“Museos, teatros, cines, eventos culturales, centros comerciales y religiosos podrán reiniciar actividades con el 25% de aforo; en los restaurantes, cafeterías, peluquerías, estéticas y barberías podrán operar al el 50% de su capacidad”, propuso el dirigente.