México.- La fracción del PAN en la Cámara de Diputados urgió al presidente Andrés Manuel López Obrador a reducir a la mitad el impuesto especial sobre los combustibles y bajar así el precio de la gasolina, con el fin de reactivar el crecimiento de la economía.

“Tenemos muy presente el compromiso que hizo el Presidente de la República de reducir en 50 por ciento el Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) a los combustibles; esta acción permitiría bajar el precio de las gasolinas y con ello se impulsaría nuestra economía, al aminorar los costos de producción a pequeñas, medianas y grandes empresas”, puntualizó Juan Carlos Romero Hicks, coordinador de la bancada panista en el Palacio de San Lázaro.

Advirtió, además, que el aumento del impuesto al ahorro bancario aprobado por Morena y sus aliados afectará principalmente a los contribuyentes que generan 56 por ciento del Producto Interno Bruto del país, es decir a la economía formal.

El legislador subrayó por ello la necesidad de que el presidente López Obrador reconozca los errores que han frenado la actividad nacional y ejecute los cambios que demandan los sectores productivos del país, a fin de frenar la caída económica que vivimos en 2019.

“Convocamos a las demás fuerzas políticas en la Cámara de Diputados a definirse: o nos mantenemos por el camino que hasta ahora sólo ha dejado resultados negativos o abrimos la llave del crecimiento en favor de las familias mexicanas”, remarcó.

Romero Hicks señaló que reorientar las acciones de gobierno en favor de la economía familiar va más allá de colores partidistas e implica alinear las acciones hacia un cambio de planes y programas en favor de millones de ciudadanos.

En ese contexto, sostuvo que el gobierno federal está todavía a tiempo de evitar que la disminución de la actividad económica se convierta en una pérdida irreparable de los empleos de los mexicanos.

“Con cero crecimiento, un modelo económico inoperante que favorece la economía informal, la opacidad del gasto público, el crecimiento del desempleo, los salarios bajos y el desaliento a la educación profesional y tecnológica son suficientes señales para que el presidente López Obrador ponga punto final a lo realizado hasta ahora y devuelva el camino hacia la prosperidad que tenían hasta hace no mucho tiempo las familias mexicanas”, dijo el líder parlamentario de Acción Nacional.