Acapulco, Guerrero.- El encargado de la panadería "La Tradicional" en Acapulco, Miguel Ángel Nava Flores informó que las ventas de pan han caído en un 20 por ciento por el precio elevado de la harina y la pandemia del Covid-19.

En entrevista en su negocio, ubicado entre la avenida Reforma y Calle Independencia de la Colonia Morelos, Nava Flores dijo que de continuar subiendo el precio de la harina tendrán que aumentar el costo del pan blanco y pan dulce.

Indicó que por ahora "no podemos aumentar el precio porque la gente está necesitada y las ventas aquí han bajado en un 20 por ciento, tenemos que aguantar para que se estabilicen los precios", expresó.

Informó que al día elaboran 2 mil 100 piezas entre pan dulce y pan blanco, pero que esta cantidad es menor a la del año pasado cuando fabricaban 2 mil 800 piezas.

Comentó que hasta el momento no han tenido necesidad de dar de baja a ninguno de los trabajadores de la panadería por la contingencia sanitaria.

Explicó que tiene contratados a seis panaderos que se encuentran asegurados y 14 son canasteros con los que no tiene una obligación patronal directa.

Cuestionado sobre si tiene previsto solicitar un microcrédito de los que anuncia el gobierno federal. Nava Flores consideró que si lo harán y espera que las autoridades se lo puedan otorgar pues desde hace más de 50 años han pagado puntualmente sus impuestos.

La panadería "La Tradicional" que abarca las colonias: San Cruz, Morelos, Bella Vista y Progreso se encontraba funcionando observando todas las medidas de higiene y seguridad por la contingencia, los empleados portaban guantes, cubrebocas, pinzas y mallas protectoras en la cabeza.