México, (Notimex).- Miles de panameños volvieron a salir hoy a las calles de esta capital para protestar por cuarto día consecutivo contra el paquete de reformas constitucionales, en una jornada que culminó con enfrentamientos y detenciones.

Durante una movilización frente a la Asamblea Nacional, donde son discutidas las reformas constitucionales, los manifestantes se enfrentaron a unidades de la Policía Nacional, luego que algunos inconformes detonaron fuegos artificiales y las fuerzas del orden respondieran con gases lacrimógenos y balas de goma.

A la manifestación asistieron estudiantes, representantes de diferentes organizaciones sindicales, la comunidad LGBTI y feministas.

Panameños que se dirigían a sus hogares quedaron atrapados entre los gases lacrimógenos y las balas de goma, mientras que integrantes de la Defensoría del Pueblo se presentaron en el lugar y lograron liberar a algunos detenidos que eran menores de edad.

Unidades policiales rociaron también con gas pimienta a un grupo de personas ubicadas en una barbería en la Avenida 3 de Noviembre. El incidente ocurrió al momento en que manifestantes marchaban hacia la Cinta Costera, desde la Avenida 5 de Mayo. Ambas arterias viales permanecieron cerradas.

Por otro lado, un grupo de encapuchados lanzó piedras contra las puertas de las oficinas del oficialista Partido Revolucionario Democrático (PRD).

Mientras que gremios como Ciudadanos Unidos por la Constituyente (CUCO) llevaron a cabo una protesta pacífica en la iglesia del Carmen bajo el lema: “Ven a hacer Patria por una constituyente que nos dé una democracia fuerte”.

Estudiantes colocaron barricadas y prendieron fuego sobre la vía Transístmica, frente a la Universidad de Panamá, aunque después llegaron elementos antimotines para dispersar a los jóvenes y liberar la avenida.

Los disturbios empezaron el martes pasado en rechazo a los cambios a la Constitución Política, en vigencia desde 1972.