Guerrero.- El proceso electoral en Guerrero estará marcado por la crisis a causa de la pandemia y los daños sociales y económicos que ha causado se verán reflejados en la organización de las elecciones, consideró el presidente del Tribunal Electoral del Estado (TEE), Ramón Ramos Piedra.

En la sesión de este jueves, el TEE inició los trabajos relativos al proceso electoral ordinario de gubernatura del estado, diputaciones locales y ayuntamientos 2020-2021.

“El mayor desafío que enfrentaremos será en términos sociales y económicos como los efectos inmediatos de la pandemia, los cuales se reflejarán en la organización y desarrollo de la elección”, dijo el presidente.

“Este proceso electoral nos marcará sobre todo en la vida democrática, en este proceso marcado por condiciones de crisis de salud mundial y adversidades que ponen a prueba, tanto a los órganos electorales, como la sociedad e instituciones del Estado”.

Ramos Piedra llamó a los partidos políticos, y demás actores políticos a observar y respetar las reglas de la competencia electoral y trabajar de forma conjunta para conseguir una sociedad mejor informada y más participativa y, así, “derrotar juntos la abstención electoral”.

Ayer, durante la sesión de instalación del proceso electoral del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), consejeros y representantes de partidos coincidieron que el proceso electoral inicia en medio de una crisis a causa de la pandemia y habrán de tomarse medidas para no evitar más contagios.

El presidente del IEPC, Nazarín Vargas Armenta confió en que a pesar de la pandemia haya una gran participación de ciudadanos.

De acuerdo con el corte de este mediodía de la Secretaría de Salud, Guerrero registra 16 mil 144 casos acumulados y mil 778 muertes.