La clavadista Paola Espinosa destacó el orgullo y coraje que tuvo para ganar dos medallas de oro y una de bronce en los Juegos Panamericanos Toronto 2015, con lo que de paso se convirtió en la máxima ganadora de preseas para México en este tipo de justas con 13 en total, ocho de ellas áureas.

Comentó que es un logro que la tiene satisfecha porque lo pudo hacer frente a las canadienses que son de las mejores actualmente.

A su arribo a la ciudad de México reflexionó que todavía hay situaciones que mejorar a pesar de este resultado, pues consideró que Alejandra Orozco (en referencia al bronce obtenido en sincronizados 10 metros) es una buena compañera con la que hace falta pulir detalles, algo en lo que ya trabajan.

Sobre los estímulos económicos que recibirán los ganadores de medallas en la justa continental, desestimó el hecho y dijo que lo importante es salir adelante en este tipo de competencias sin importar otra cosa.