Luego de que el precandidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump calificara al Papa Francisco como "una persona muy política" y advirtiera que el pontífice no comprende el riesgo que representaba la frontera con México para su país, El Vaticano respondió.

A través de su vocero, Federico Lombardi, El Vaticano señaló que el Papa Francisco no es un instrumento de la política mexicana en materia de migración y su posición sobre ese fenómeno es para todo el mundo, no sólo para Estados Unidos.

"El Papa habla siempre en todo el mundo de los problemas de las migraciones, de los deberes que tenemos por intentar solucionar estos problemas en un modo humano, de acogida de los que vienen de otros países en busca de vida, de dignidad y de paz'', anunció el vocero.

Agregó que si Trump viajara a Europa, vería que las cuestiones migratorias el Papa las “dice a los italianos, a los alemanes, a los franceses, a los húngaros, a todos, no solamente a los estadounidenses".

Asimismo, calificó las declaraciones del republicano como “muy expresivas”, y agregó que “es claro” que las declaraciones del papa tienen un impacto político.

"El Papa es una persona que tiene una influencia política porque es un pastor y es un hombre de fe y de anuncio del evangelio", indicó.

Con información de AP