Ciudad de México.-Papa Francisco recordó a los 72 migrantes asesinados hace 10 años en la masacre de San Fernando, en Tamaulipas, los cuales dijo “han caído en el viaje de la esperanza”.

Afirmó que eran personas de distintos países que sólo buscaban tener una vida mejor.

“El Señor nos pedirá cuentas de todos los migrantes que han caído en el viaje de la esperanza… han sido víctimas de la cultura del descarte”, dijo desde la plaza de San Pedro.

El sumo pontífice mencionó que este lunes 24 de agosto se cumplen 10 años de la masacre, mientras las familias de las víctimas todavía piden justicia y la verdad sobre lo ocurrido.

La matanza fue cometida por el Cártel de Los Zetas, quienes secuestraron y asesinaron a 58 hombres y 14 mujeres provenientes de países Centro y Sudamérica, como: Honduras, El Salvador y Guatemala; así como de Ecuador y Brasil.

Hasta el momento, familiares de los fallecidos, así como defensores de los derechos humanos y organizaciones reclaman justicia a las autoridades, pero los hechos no se han esclarecido del todo, pese a la presión nacional e internacional.