México.- Bahía de Papanoa en Tecpan de Galeana, y La Quieta en Zihuatanejo, ambas en Costa Grande, son las dos playas incluyentes en Guerrero, disponen de todas las facilidades y servicios de seguridad y acceso para recibir a personas con discapacidad.

La playa en Papanoa funciona desde 2018 y La Quieta se puso en marcha la semana pasada y fue adecuada para dar facilidades a las personas con alguna discapacidad.

Uno de sus servicios que ofrece son las sillas anfibias, distintas a las sillas de ruedas comunes, y cuentan con llantas más anchas para desplazarse sin que se entierren en la arena; tienen una sola rueda delantera para tener mayor estabilidad; y pueden entrar al agua.

Algunas de sillas cuentan también con flotadores en el área de los brazos para que los usuarios puedan introducirse al mar, asistidos por personal especializado.

Además del sistema Braille (sistema de lectura y escritura táctil) en directorios, señalética de calles, hoteles, menús de restaurantes, estacionamiento exclusivo, baños, sistema de boyas marinas, rampas de acceso y equipo anfibio.

El puerto de Acapulco pese a ser el principal destino de playa en el país no cuenta con ninguna playa incluyente.