Morelia, Michoacán.- Varias líneas de autobuses pararon servicio en el estado como protesta ante las retenciones de vehículos por normalistas y maestros disidentes, así como la falta de acciones de las autoridades para evitarlo.

Desde las seis de la mañana, las corridas fueron detenidas, lo que hizo que cientos de pasajeros que se dirigían a otros municipios o a estados como Jalisco y Guerrero quedaran varados.

Los empresarios dueños de las líneas exigen que las autoridades estatales y federales tomen acciones frente a las protestas radicales de los normalistas.

De hecho, ayer se reunieron con autoridades, donde reprocharon que será el gobierno el responsable de las afectaciones a sus autobuses.

Ayer por la tarde, normalistas encapuchados  tomaron, desalojaron e incendiaron un camión de pasajeros sobre la carretera Nahuatzen-Paracho, a la altura de la comunidad de Aranza.

Recientemente, se informó que 200 vehículos habían sido retenidos desde junio por estudiantes, profesores del sector indígena de la Sección 18 de la CNTE y comuneros