México.-A través de unas fotografías captadas por autoridades del gobierno de Guanajuato, difundidas exclusivamente por El Universal en la columna de Carlos Loret de Mola, se muestra una residencia que “parece más un club que una casa”.

Esta lujosa casa, que cuenta con un terreno con 7 albercas, amplios jardines, e interiores con paredes, techos de madera clara, camastros, sombrillas y arbustos cortados con diseños, es la casa de José Antonio Yépez Ortiz, alias “El Marro”, líder del Cártel Santa Rosa de Lima en Guanajuato y el encargado del huachicoleo en el triángulo rojo.

“El Marro” es identificado como el líder del cártel de Santa Rosa de Lima, llamado así porque se presume que de ese municipio de Guanajuato es originario Yépez Ortiz; la ubicación de la nueva propiedad identificada no tiene número visible, por lo que se localiza en un camino vecinal de terracería que hace esquina al norte con la calle privada Renovación, a dos kilómetros al norte de la avenida San José de Guanajuato, de la comunidad San José Guanajuato, perteneciente a Celaya.

Apenas el día de ayer el columnista Héctor de Mauleón, publicó en su columna acerca de cómo “El Marro” durante un operativo llevado a cabo el pasado mes de marzo por unos mil elementos federales y estatales, logró escapar de una casa donde, supuestamente, se había ubicado. La ‘Casa de las alberca’, el paraíso de ‘El Marro’

El líder huachicolero más importante del país tenía un paraíso para su goce personal. Una casa campirana con siete albercas en plataformas de distintos niveles, amplios jardines, e interiores con paredes y techos de madera clara que remata en un bar con lo que parece ser un espacio para cocina. Entre las piscinas hay un puente, áreas verdes y una palmera. Camastros, sombrillas y arbustos cortados con diseño. Remata la escultura de un león.

[caption id="attachment_381800" align="aligncenter" width="493"]casa del Marro casa del Marro.[/caption]

Las fotografías que presentamos hoy en exclusiva, captadas por autoridades del gobierno de Guanajuato, cuyo cuerpo de élite incautó la mansión hace unas semanas en un operativo, muestran una residencia que parece más un club que una casa.

Los gobiernos federal y estatal han ubicado a José Antonio Yépez Ortiz alias “El Marro”, como el principal huachicolero de México, líder del cártel de Santa Rosa de Lima, identificado así porque presuntamente tiene su bastión en el municipio guanajuatense del mismo nombre.

Se atribuye a él que se sextuplicaron las ejecuciones en ese estado, entre 2017 y 2018. Este año han bajado, pero apenas. El gobierno de Guanajuato, su Fiscalía, también la Secretaría de Seguridad, así como el Ejército y la Marina, tienen como prioridad romper este cártel desde diciembre del año pasado.

En el reporte oficial de las autoridades de Guanajuato, al que tuve acceso, se señala que la vivienda no tiene número visible, por lo que la localizan de la siguiente manera: “En camino vecinal de terracería, que hace esquina al norte con la calle privada Renovación, y se encuentra a 2 kilómetros al norte de la avenida San José de Guanajuato, de la comunidad de San José de Guanajuato, que pertenece a Celaya”.

De acuerdo con el reporte de inteligencia al que tuve acceso, la paradisiaca propiedad está al lado de un estacionamiento de tráileres al que se entra a través de un portón azul. Se trata de una empresa presuntamente fachada, utilizada por el cártel de Santa Rosa de Lima para lavar el dinero de sus ganancias por el tráfico de combustibles robados.

Esta “casa de las albercas” (así la bautizaron) no debe confundirse con otra mansión, con alberca y palapa, también propiedad del “El Marro”, que fue incautada en marzo de este año y cuyas imágenes fueron divulgadas entonces.

Las autoridades federales y guanajuatenses tienen acceso a la misma información de inteligencia. He hablado con fuentes de alto nivel de ambas instancias y coinciden en que su expectativa es que “El Marro” caiga en cosa de días, pero también restan importancia a su captura, pues aseguran que lo importante es el debilitamiento de la estructura de la organización criminal. Su líder, me dicen estas fuentes, vive ya a salto de mata, escondiéndose en casas que va cambiando cada uno o dos días, incluso durmiendo en cuevas donde busca evadir la acción de la autoridad.