Guerrero.- Debido a las amenazas de personas desconocidas, maestros de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, decidieron suspender las actividades académicas y con ello se han parado las labores educativas en la institución.

De manera anónima, maestros de la normal rural confirmaron las amenazas así como la presencia de civiles armados cerca de la institución, ubicada a las afueras de Tixtla, por lo que en asamblea decidieron suspender las labores académicas.

Uno de los informantes, quien por seguridad omitió sus datos, detalló que el lunes 26 de noviembre ingresó a la normal un automóvil tipo Nissan y descendió una mujer quien se dirigió al área donde los maestros registran sus horarios de entrada y salida.

Allí solicito los nombres y direcciones de todos los docentes, a la par de que se visualizaron a varios hombres armados en los cerros cercanos de Ayotzinapa, sin embargo no se le proporcionó ningún dato a la mujer desconocida.

Horas más tarde llegó un correo electrónico a la cuenta oficial de los docentes de Ayotzinapa, en la cual pedían a los maestros que desalojaran la escuela.

“Ayer (martes) los profesores acordaron suspender clases, piden seguridad para poder regresar y que haya vigilancia en la zona”, informó uno de los docentes.

En un recorrido por la normal rural, se confirmó que estudiantes de Ayotzinapa tenían cerrado el acceso vehicular y peatonal a la escuela, sin embargo afirmaron que se trata de una medida de prevención por los hechos de violencia en Tixtla y el rumor de que agentes de la Marina realizarían operativos.

Respecto a la presencia de civiles armados, los normalistas dijeron desconocer tal situación aunque no precisaron si existe o no suspensión de labores en la normal rural.

Ayer a mediodía fue levantado en la ciudad de Tixtla el excoordinador de la policía estatal en la región Norte, Domingo Tlatempa Vázquez, quien apareció decapitado en Chilpancingo. Por este hecho existió un fuerte despliegue de seguridad en la ciudad de Tixtla.