Chilpancingo, Guerrero.- Trabajadores de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (Capach) pararon labores para exigir a los directivos que se agilice el pago de prestaciones y estímulos que se les adeuda desde 2016.

El secretario general de la sección 32 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), David Encino López señaló que la paramunicipal adeuda a trabajadores cerca de un millón 300 mil pesos en despensas, uniformes, 120 mil pesos en viáticos y estímulos por cuatro millones de pesos. 

Tras una reunión entre trabajadores, estos pidieron la renuncia de la actual directora  de la Capach, Irma Lilia Garzón Bernal, y de otros 25 funcionarios, por desconocer los planteamientos de la base laboral. 

Encino López señaló que desde la administración municipal de Marco Antonio Leyva Mena, tampoco se ha cubierto el pago de bonos, despensas para trabajadores, becas para los hijos de empleados y las cuotas sindicales.

Los manifestantes recurrirían al secretario general del SUSPEG, David Martínez Mastache, como un recurso para destrabar el conflicto laboral entre la base trabajadora y la paramunicipal, que en los últimos meses ha aceptado una crisis financiera sin precedentes.