MÉXICO.- El París Saint-Germain se convirtió en el primer finalista de la Champions League tras golear tres por cero al RB Leipzig.

El argentino Angel Di María lideró el pase a la final del PSG, con un gol y dos asistencias, en la que el equipo alemán no pudo ofrecer en casi ningún momento verdadera resistencia.

El PSG fue superior en todo, en lo táctico, en el comportamiento defensivo y en el manejo de las situaciones de ataque.

El equipo parisino tomó muy pronto el control del partido y, salvo un intento de remate fallido de Nkuku en el 3, fue poco lo que le permitió al Leipzig en los primeros minutos.