Chilpancingo, Guerrero.- Este viernes se cumplió una semana del paro de labores en el Congreso de Guerrero, los trabajadores sindicalizados exigen un incremento salarial del 13 por ciento. Hasta esta tarde no llegaban a ningún acuerdo con la administración.

El lunes 165 trabajadores de la sección 55 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) iniciaron el paro de labores y tomaron el inmueble. Las sesiones del martes y jueves se realizaron en la sala del Tribunal Superior de Justicia (TSJ).

Ayer, la presidenta de la Mesa Directiva, Verónica Muñoz Parra adelantó que es imposible el incremento salarial del 13% debido a las condiciones económicas del Congreso. La diputada dijo que se integrarían mesas de trabajo para analizar el caso de cada uno de los trabajadores, además de las actividades que realizan.

Los trabajadores acudieron el miércoles a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CDHEG) para solicitar la intervención del organismo y lograr el incremento salarial del 13 por ciento que exigen, además, se les asignen medidas de protección para que no sean desalojados del plantón que mantienen afuera de la sede del Poder Legislativo.

El líder sindical, Lenin Hernández Mena, denunció que el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Antonio Helguera Jiménez, ordenó al área jurídica que interponer las denuncias correspondientes en contra de quienes participan en el paro de labores.

Consultado, Antonio Helguera dijo que jamás se actuaría en contra de los trabajadores y calificó de positivo que la CDHEG intervengan en el tema para que contribuyan al diálogo que mantienen abierto con los trabajadores.

“No somos un poder que tenga una fuerza pública a su disposición y aunque lo tuviéramos jamás la utilizaríamos. Llegamos aquí porque seguimos los pasos del dirigente nacional que ahora es nuestro presidente. Él nos convocaba a manifestaciones siempre de manera pacífica y nuestra convicción es ser pacíficos”, dijo, Antonio Helguera.