Para garantizar la integridad física y patrimonial de asistentes, participantes y ciudadanos en general, así como evitar actos vandálicos y alteraciones del orden público, la Secretaría de Seguridad Pública capitalina desplegará más de dos mil policías para el encuentro Cruz Azul-Tigres.

También habrá apoyo de 160 vehículos y un helicóptero para vigilar el partido que se realizará este sábado a las 17:00 horas en el estadio Azul.

El estado de fuerza está conformado por dos 2 mil 95 elementos; algunos permanecerán en puntos fijos o estratégicos y otros realizarán rondines para que los aficionados no ingresen con objetos prohibidos que puedan ser utilizados para agredir.

En tanto, la Subsecretaria de Tránsito contará con 40 patrullas, 10 grúas y 10 moto patrullas, con las cuales establecerá un dispositivo para regular el tránsito peatonal y vehicular, para evitar que los automóviles sean estacionados en lugares prohibidos.

La dependencia exhortó a los asistentes a respetar el orden público, no ingerir bebidas alcohólicas en la vía pública o en los medios de transporte, así como prever sus tiempos de traslado durante el evento deportivo

Además puso a disposición de la ciudadanía el número telefónico 52 08 98 98 de la Unidad de Contacto del Secretario (UCS) para recibir quejas, así como la cuenta de Twitter @OVIALCDMX para conocer al momento las afectaciones de tránsito en la ciudad.