Cuernavaca, Morelos. Mesaras y meseros de una cadena de restaurantes en Cuernavaca, agremiados a la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), protestaron en contra de que sus patrones les obliguen a pagar el 10 por ciento de sus ventas y además les quiten sus propinas.

Rafael Salgado Sandoval, Secretario General de la CROC en el Estado de Morelos, informó que a la cadena arribó un nuevo supervisor quien determinó que, aunque las mesaras y meseros no reciban propinas, deben pagar el 10 por ciento del total de la cuenta.

“Hemos tenido bastantes inconformidades de las compañeras que trabajan en este y en otros Toks, ellos vienen de una fusión de lo que antes era California y los adhirió Toks, ahora llegó un nuevo supervisor que se hace llamar Rodrigo Suárez, el cual les está exigiendo a las compañeras que dejen propina de acuerdo a su venta, aunque no les deje propina la gente.

“Hablamos la semana pasada con él para que  dejara de hacer este tipo de intromisiones y el tipo, al contrario de hacer lo que por ley corresponde, porque aquí no estamos pidiendo nada que sea ilegal, sino conforme a derecho, lo que hizo fue que retiró a una de las vendedoras que teníamos en otro restaurante y la pasó para este de manera de amedrentar a la gente que se expresa porque está siendo violada en sus derechos”, dijo Salgado Sandoval.

La propina, agregó, es algo que los clientes otorgan de manera voluntaria de acuerdo al servicio y de acuerdo a su economía.

“Es increíble que una empresa o un supervisor quiera tasarles propina de acuerdo a su venta porque las trabajadoras no tienen para eso, las trabajadoras vienen a ganar un salario mínimo y vienen con ese salario mínimo para su familia y con la propina que les dejan y este supervisor les decía que tienen que pagar sobre ese corte, lo que empezó a tener una inconformidad con las compañeras y las empezó a amedrentar, entonces por ley los trabajadores son los que se ponen de acuerdo con las propinas  y cómo la reparten.

“Que quede claro, las empresas no deben de tener intervención en las propinas de las y los trabajadores, la propina es de quien la trabaja y si las compañeras la ganan, deben de respetarla, por eso estamos aquí para hacer valer sus derechos, que esto se sepa y que no vuelva a suceder en ninguna unidad”, expresó el dirigente sindical.

Como parte de su protesta, las trabajadoras del restaurante desplegaron cartulinas frente a la sucursal de Plaza Jacarandas y repartieron volantes entre los comensales.