La paz territorial en Colombia va más allá de la firma de los acuerdos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en La Habana, aseguró hoy el Alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo.

“Hemos tratado durante décadas de utilizar un modelo y es que el Gobierno central va a llevar el modelo de Estado a los territorios. Es hora de reconocer que ese modelo ha fracasado y tenemos que construir un nuevo modelo de establecimiento, es pensar cómo institucionalizamos unas reglas de juego, unos procesos”, indicó.

Jaramillo junto con el jefe de la delegación del Gobierno, Humberto de la Calle, y el ministro Consejero para el Posconflicto, Derechos Humanos y Seguridad, Rafael Pardo, instaló el foro “¿Cómo construir la paz en los territorios? – Los retos de la Paz Territorial'.

Para el Alto Comisionado, “la gente lo que más quiere es que el Gobierno la oiga, que el Gobierno la reconozca. Lo que más pide es voz y por eso tenemos que construir un modelo de fortalecimiento de instituciones y participación de la gente”.

Por su parte , Humberto de la Calle, sostuvo que con el fin del conflicto se abre una etapa profunda de cambios y habrá “una democracia más incluyente, con el reconocimiento de colombianos que por mil razones se han sentido excluidos del desarrollo económico y de la participación política”.

Pero es “esa paz grande la que nos tiene que impulsar y la que exige el compromiso de todos los colombianos. Realmente la paz es de todos y para todos”.

El Ministro Rafael Pardo, dijo en el foro que hay que pensar en el esquema de participación que requiere Colombia. “Ese esquema de participación tenemos que construirlo entre todos”.

“Cada día el país está más centralista. Nosotros, los que estamos aquí, creemos que tenemos la solución para las regiones, creemos que mandando unos consultores a San José del Guaviare resolvemos el problema”, enfatizó.

Los voceros del gobierno hicieron un llamado a los colombianos para que no caigan en discusiones que en nada la aportan al proceso de paz, en La Habana.

“Termino con un llamado al realismo: en este país nos encantan las discusiones jurídicas, las discusiones constitucionales y yo sí pido que no caigamos en esa falacia constitucional”, enfatizó Jaramillo.

Reiteró que “este proceso de lo que se trata es de cambiar las cosas, de cambiar la realidad, de hacer las transformaciones necesarias para que la paz signifique algo trascendental, algo para cada habitante de Colombia. Si no lo hacemos ahora, ¿entonces cuándo?”.

Notimex