Cuernavaca, Morelos.- Desechos hospitalarios fueron arrojado por usuarios de las autopistas México-Cuernavaca y México-Puebla, informó Martín Curiel Gallegos, dirigente nacional del Sindicato de Trabajadores de Capufe, al informar que en esa dependencia suman 7 personas fallecidas y 22 contagiadas de COVID-19.

El dirigente sindical dijo que hace dos semanas fueron encontrados por los trabajadores las bolsas rotas con desechos biológicos, por lo que tuvieron que contratar los servicios de una empresa especializada en el manejo de esa basura para que fuera retirada de las dos vías de comunicación.

“Imagínate que hemos encontrado en varias carreteras desechos de algunos hospitales tirados en la basura y pues imagínate, se supone que todo esto nos ha incrementado y fue lo que enfermó al personal del campamento en el parador, de ahí me fallecieron dos.

“Estos desechos los encontramos en donde estuvo por ahí cerca el monumento de Morelos que tiraron (en la México-Cuernavaca). Se encontró, se tuvo que contratar un camión de estos vehículos especializados para poder levantar todo este producto, estos desechos médicos y también en la de Puebla sucedió exactamente lo mismo a la altura del kilómetro 42”, dijo Curiel.

Agregó que el personal que labora en las plazas de cobro de peaje en las carreteras instaladas en las vías operadas por Capufe son los más expuestos a contagiarse del virus.

A la fecha suman 22 trabajadores infectados, de los cuales 16 se han recuperado y dos permanecen hospitalizados, además se ha registrado la muerte de 7 empleados, todos contagiados de COVID-19.

“Aquí ya hemos tenido siete decesos y cuatro de ellos son del estado de Morelos. El personal está en diferentes plazas de cobro, pero básicamente han sido en Cuernavaca uno y tres de Tres Marías, del pueblo de Tres Marías

“Tengo confirmados 22 casos (de contagio), ya en recuperación 16, hospitalizados ahorita dos”, dijo.

Ante la alta posibilidad de contagio en las plazas de cobro, los trabajadores implementaron medidas, como la colocación de plástico en las casetas y el uso de guantes.

“Poner parapetos de acrílico, incluso en las casetas de cobro se está colocando plástico y acrílico para evitar que el cajero contamine a los clientes y los clientes contaminen al cajero.

“Tenemos ahí agua, gel y estamos pidiendo que se laven las manos cada hora u hora y media”, expresó el dirigente sindical.