Acapulco, Guerrero.- Entre mil 800 y 2 mil 700 pesos es lo que gastas los padres de familia por niño en la compra de útiles y uniformes escolares para el próximo regreso a clases, de acuerdo con datos de la delegación en Guerrero de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Información que fue confirmada por los propios padres de familia, quienes reclamaron que este año se incrementó el número de útiles, además de los zapatos, tenis, mochilas y uniformes.

A una semana de que inicie el ciclo escolar 2016-2017, padres de familia acudieron al zócalo de Acapulco para comprar parte de la lista escolar en la feria que instalaron diversas papelerías, pero aseguraron que este año los precios son más caros.

Wendy Pérez, quien tiene dos hijos, dijo que gastará más de 5 mil pesos en este regreso a clases.

“La verdad cada año se me hace más caro, pero ni modo no, puedo mandar a mis hijos sin sus útiles, lo bueno que es que van en la misma escuela. El mayor le deja el uniforme que deja al más chico y en eso se ahorra”, dijo.

Fabiola Hernández, explicó que ella iba ahorrando de 100 a 200 pesos a la quincena para esta temporada del año, y así no gastar “de un jalón”.

“La verdad de lo que me da mi esposo me iba ahorrando de 200 a 100 pesos para no sentir tanta carga estos días y poder comprar lo necesario para los útiles de mis hijos”, señaló.

Silvio Vega indicó que en la escuela a la que acude su hijo hacen programas de reciclaje de útiles escolares como cuadernos, libros y colores para no afectar tanto los bolsillos de los padres de familia.

“Pues si cada vez cada año son más caros lo bueno que en la escuela de mi hijo hacen programas en beneficio a nosotros. Reciclan cuadernos y libros que sirven, hasta uniformes y eso está bien”, dijo.

Sin embargo, para Alejandra Álvarez el inicio del nuevo ciclo escolar significa un “desembolso”, es bastante dinero ya que la situación económica que se vive en el puerto no es de la mejor.

“La verdad la situación económica que se vive en Acapulco está mal y con los gastos del regreso a clases uno se queda casi sin nada, pero ni modo no hay de otra se tienen que mandar a los niños a la escuela”, apuntó.