El infame Ian Brady, quien junto a Mira Hindley mataron y abusaron de varios niños en Inglaterra, escribió un texto llamado "Las puertas de Jano" donde decía que el asesinato era el motor de la civilización. Nosotros tenemos nuestras versiones nacionales también. La prensa y otros medios han hecho de estos personajes antihéroes, transgresores o los nuevos monstruos contemporáneos.

En México, tenemos nuestras versiones, con problemáticas más locales y antihéroes, veamos algunos de ellos:

Las Poquianchis:

Las hermanas Carmen, Delfina, María de Jesús y Luisa González Valenzuela se dedicaban a la trata de personas en Guanajuato y Jalisco, donde administraban lugares de prostitución y cometían una serie de abusos y homicidios. Se hicieron famosas porque su historia fue de las primeras en aparecer en la famosa revista de nota roja Alarma y después por la película de 1976 del director Felipe Cazals.

Goyo Cárdenas:

Un estudiante de química en la UNAM, Gregorio Cárdenas Hernández recibió una beca de PEMEX que le permitió independizarse y rentar un departamento en la calle de Mar del Norte 20, en Tacuba. Su sobrenombre “el estrangulador de Tacuba”, tenía una afición por estrangular prostitutas quienes después las enterraba en el jardín de su casa. Por estos crímenes fue llevado preso al Palacio Negro de Lecumberri. El profeta Mimí, película de José Estrada se inspiró en sus fechorías.

Los Narcosatánicos:

La historia de los Narcosatánicos se debe a los actos cometidos por Adolfo de Jesús Constanzo y Sara Alderete, quienes realizaban sacrificios humanos y practicaban la santería. Constanzo y Sara se conocieron en Matamoros y empezaron a realizar sacrificios humanos, entre ellos el de Mark Kilroy, un estudiante estadounidense que se encontraba de vacaciones en la ciudad. Fueron la inspiración para el libro de Barry Gifford Perdita Durango y la posterior película del director español Álex de la Iglesia.

El caníbal poeta:

José Luis Calva Zepeda, alias el Caníbal de la Guerrero, se suicidó en la cárcel después de aceptar el homicidio de Alejandra Galeana Garabito, su exnovia y el de una prostituta. Además de matar a sus víctimas, comía partes de ellas. La policía encontró restos de Galeana Garabito en un armario, en un refrigerador y en sartenes en la cocina. En el 2008 se grabó el videohome El caníbal de la Guerrero, dirigida por Enrique Murillo.

La mataviejitas:

También se realizó el videohome sobre la vida de Juana Barraza Samperio, quien era la luchadora "La dama del silencio" y asesina serial de personas de la tercera edad. Barraza sufrió de abuso desde la infancia por parte de su madre. Fue capturada en 2006 y condenada a 759 años y 17 días de prisión por 17 homicidios y 12 robos.