México.- Una carta alarmó de tal manera a la comunidad de Petróleos Mexicanos (Pemex) que el organismo envió un comunicado de urgencia para aminorar el nerviosismo: una cuartilla sin membretar, que llegó a redes sociales y correos electrónicos de empleados de confianza, informaba que las prestaciones (como gas, gasolina y canasta básica) serían eliminadas.

Si esto fuera realidad, el salario de un petrolero se reduciría hasta 17 mil 178 pesos mensuales. Excélsior consultó el monto de estas prestaciones en recibos de nómina de empleados, emitidos el 18 agosto de 2019, y constató que la suma asciende a ocho mil 589 pesos por catorcena, es decir cinco mil 445.44, mil 416.8 por gas doméstico y mil 728.90 por canasta básica.

La misiva remató el mensaje a los empleados de Pemex señalando que de no manifestarse el 26 y 27 de septiembre en una marcha deberían prepararse para recibir 40% menos de salario.

También, avisaba a los empleados de confianza que, al verse comprometidas sus prestaciones, también se afectarían sus “principales compromisos económicos, como: pagos de colegiaturas, hipoteca y crédito personal”.

El caos fue general. Los más de ocho mil trabajadores de confianza de Pemex entraron en pánico al leer la carta, pues las prestaciones representan más de 50% de sus ingresos mensuales.

Como ejemplo, en 2017, Pemex pagó 51 mil 454 millones de pesos por concepto de gasolina, productividad, aguinaldo, canasta básica, gas, compensación, prima vacacional e incentivo por asistencia, casi tres veces más que los sueldos ordinarios, con un costo de 18 mil 127 millones de pesos, de acuerdo con la solicitud de acceso a la información número 1857200076218.

Además de los beneficios ya mencionados, los empleados de confianza de Pemex reciben un automóvil con valor que oscila entre 251 mil y 700 mil pesos, cuyo mantenimiento es asumido por la institución.

Los empleados también tienen acceso a préstamos anuales por más 100 mil pesos con una tasa de interés cero y a préstamos hipotecarios con una tasa anual de 1%, de acuerdo con las Políticas y Procedimientos de Administración de Recursos Humanos y Relaciones Laborales de Pemex.

En cuanto el rumor sobre la eliminación de las prestaciones se extendió, la petrolera redactó el comunicado número 44 para controlar el nerviosismo entre los trabajadores, explicando que sus condiciones laborales se mantendrían como hasta ahora.

Petróleos Mexicanos informa que, con relación a las recientes manifestaciones respecto a modificaciones de las condiciones laborales de sus empleados de confianza, son imprecisas y responden al ánimo de desacreditar el uso responsable, racional y eficiente de los recursos económicos que han distinguido a la actual administración”, señaló la misiva.