Ciudad de México.- Hasta el pasado 8 de junio han muerto 330 trabajadores de Petróleos Mexicanos por Covid-19, en promedio seis personas por día.

Sin embargo, no existe forma de saber públicamente si se trata de personal en plataformas, buques, refinerías o empleados administrativos.

De acuerdo a Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), en 53 boletines de Pemex no se desglosó este tipo de información, a pesar de que se trata de una de las actividades primordiales para México y uno de los principales ejes sobre el que gira la política económica del actual Gobierno.

Los datos que la petrolera ha hecho públicos impiden conocer cuáles de sus instalaciones en el país han resultado las más afectadas por el coronavirus.

Pemex nunca ha mostrado la cantidad de fallecidos por hospital, ni cuáles podrían estar en situación de riesgo de acuerdo con el número de casos confirmados y, mucho menos, ha especificado cuántos médicos o enfermeras han sido contagiados.

El número de casos confirmados de coronavirus entre los derechohabientes de Pemex –jubilados, familiares, trabajadores o personas ajenas que han solicitado sus servicios médicos– ha sido de 2,006 y, de ellos, 330 perdieron la vida; es decir, alrededor del 16%.

En el caso específicamente de trabajadores han muerto 105, lo que equivale al 31% respecto al número total de fallecimientos en sus hospitales o clínicas de todo el país. No obstante, no puede saberse qué actividades desempeñaban dentro de la paraestatal.

Los hospitales de Pemex han dado de alta a 1,153 personas; el 57% de sus propios casos confirmados, pero no hay manera de conocer en qué hospitales o zonas del país.

 Hasta el momento la dirección de comunicación social de Pemex no ha precisado la información emitida en sus boletines.

La siguiente gráfica fue elaborada a partir de los datos generalizados sobre casos confirmados, personas fallecidas, enfermos en terapia intensiva y personas enviadas a un pabellón de aislamiento:

El pasado 12 de abril, la capitanía de puerto Isla del Carmen, Campeche –controlada por la Secretaría de Marina- puso en cuarentena a 180 tripulantes del barco petrolero Blue Pioneer tras confirmarse diez casos de coronavirus. El barco pertenece a la empresa Blue Marine que ofrece servicios de transporte de productos petrolíferos a Pemex.

El 13 de abril, las autoridades de salud de Campeche incorporaron esos contagios a sus estadísticas. Ese mismo día Pemex emitió un comunicado en el cual informó que desde el 11 de abril descubrieron a cuatrLa opacidad de Pemex frente a las cientos de muertes de sus trabajadores trabajadores con “enfermedades ordinarias” –sin definir si eran o no casos de coronavirus– en el centro de proceso conocido como Abkatun –en el Golfo de México. Tres de ellos fueron remitidos al hospital de la paraestatal en Ciudad de Carmen.

El 13 de abril Pemex emitió un nuevo boletín en el que reconocieron por vez primera que no eran tres ni cuatro empleados los contagiados con Covid-19. De un solo golpe informaron de 83 contagios, pero no explicaron dónde ni a que complejo pertenecían. Entre los casos confirmados había 7 muertos.

La noche de ese mismo día el gobierno federal informaba que en todo el país se tenían confirmados 5 mil 847 casos de coronavirus.

Pemex -con sus 218 mil empleados y jubilados- entonces hubiera aparecido al mismo nivel de Chihuahua y por encima de otros 15 estados que, en ese momento, tenían menos de 80 casos acumulados confirmados por Covid-19: Sonora, Michoacán, Querétaro, Aguascalientes, Hidalgo, Tamaulipas, Tlaxcala, Morelos, San Luis Potosí, Oaxaca, Chiapas, Nayarit, Zacatecas, Durango y Colima.

Desde aquel boletín del 13 de abril y hasta el momento de publicarse este reportaje, Pemex no ha especificado cómo y de qué manera se ha coordinado con las autoridades locales y federales para comunicar sus datos sobre esta pandemia. MCCI también solicitó información a la dirección de Comunicación Social de la paraestatal sobre este tema, pero tampoco hubo respuesta.

Cuando Pemex difundió su primer comunicado ya habían transcurrido 13 días de que la Secretaría de Salud federal decretó la emergencia nacional y 44 días de que se confirmó el primer caso de coronavirus en el país.

Ha sido la secretaría de Salud de Campeche y no Pemex la instancia que ha contabilizado, diariamente, los enfermos localizados “costa afuera” –en las plataformas marinas y buques– y los ha incorporado al número de enfermos en Ciudad del Carmen.

Hasta el momento, el gobierno de Campeche ha reportado 113 personas contagiadas por coronavirus “relacionadas con actividades petroleras”, de acuerdo con la revisión hecha por MCCI a 104 informes de salud locales.

Un cruce de datos sobre el número de trabajadores muertos reportados en los boletines de Pemex y el último informe de la Secretaría de Salud campechana sobre enfermos “costa afuera” arroja que, entre los empleados fallecidos a nivel nacional, alrededor del 34% se registraron en la Sonda de Campeche. Las plataformas más grandes en Campeche son Zaap, Abkatun y Masse.

Entre el 28 de abril y el 11 de mayo el número de casos, tan solo en la Sonda de Campeche se duplicó al pasar de 41 a 81. En la misma zona de Campeche, el número de trabajadores fallecidos se duplicó al pasar de 53 a 113 en un mes -entre el 2 de mayo y el 7 de junio-. Por su parte, Pemex ha informado en lo general la situación de los pacientes en sus clínicas y hospitales sin aportar mayores detalles.

El lunes 8 de julio, Tabasco –otro de lo estados petroleros– puso al Hospital Regional de Pemex en rojo; es decir, en alerta máxima porque no descendía la cantidad de contagios comprobados en los últimos 14 días.

Además de esta información, la Secretaría de Salud de Tabasco reveló que dentro de ese mismo hospital ya se tenían 83 casos confirmados por coronavirus entre médicos, enfermeras, camilleros y demás personal encargado de atender a los derechohabiantes.

El Hospital Regional de Pemex había reportado 40 muertos por Covid-19, hecho que lo colocaba en el quinto lugar a nivel estatal y los casos acumulados: 493.

En Veracruz –otro de los estados petroleros– las autoridades locales informan diariamente del avance de la pandemia y de las medidas de seguridad. Pero, a diferencia de lo que sucede en Tabasco y Campeche, no hay especificación alguna sobre Pemex.

Una muestra de los comunicados oficiales emitidos por la Secretaría de Salud de Tabasco hecha por MCCI reflejó que solo en una ocasión rosaron a la paraestatal. Fue el 27 de marzo cuando mencionaron que las clínicas y hospitales de Pemex fueron incluidas en un programa vigilancia epidemiológica para corroborar o descartar casos de influenza que pudieran ser confundidos con coronavirus.

El pasado 19 de mayo, los medios de comunicación veracruzanos informaron del fallecimiento por coronavirus del doctor Roberto Pérez Sandoval quien fuera director de la clínica Satélite de Pemex en Poza Rica.

No hay mucha información sobre este caso. La prensa local coincide que estuvo internado en el Hospital Regional de Pemex, pero cuando se agravó fue trasladado al ISSSTE.

En ese mismo mes de mayo –en la segunda quincena– se reportó una protesta organizada por médicos y enfermeras del Hospital Regional de Pemex en Veracruz quienes demandaban equipo de protección contra la pandemia.

Según los medios locales, tenían dos meses sin insumos y equipo necesario para trabajar ante pacientes contagiados por Covid-19 en el sur de Veracruz.

Los estados petroleros como Campeche, Tabasco y Veracruz informan de lo que ha sucedido en plataformas o buques de Pemex de distinta manera, cada cuál de acuerdo a sus propios criterios.

A pesar de ello, los datos aportados por las secretarías de salud locales reflejan que en Pemex no se ha difundido toda la información que tienen en su poder, tampoco han especificado cómo esta pandemia podría afectar a la industria.

Esta información fue publicada originalmente por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.