Ciudad de México.- Petróleos Mexicanos (Pemex) tuvo una pérdida de 13 mil millones de pesos durante 2019 por el robo de Gas Licuado de Petróleo (LP), informó la Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas Licuado y Empresas Conexas (Amexgas).

El dato significó que al día se robaron 20 mil barriles del combustible, equivalentes a 58 mil toneladas. Carlos Serrano, presidente de la Amexgas había estimado esta cifra, a partir de los resultados de 2018.

Además, representó el 10 por ciento de todo el gas que se distribuye en el país, que es el quinto mayor consumidor de Gas LP en el mundo. “Sin duda estos recursos serian de gran utilidad asignados a programas sociales de educación, alimentación y salud”, expresó la organización.

“Desafortunadamente, hoy en día el problema de robo de Gas LP continua igual”, aseguró la Amexgas en un documento y destacó que este delito ocurre, principalmente en los estados de Ciudad de México, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco Puebla, Querétaro, Tamaulipas, Tlaxcala y Veracruz.

“Para estos Estados, la venta de gas robado representa hasta un 25 por ciento de participación de mercado ilegal que desplaza a empresas que generan empleos, pagan impuestos, invierten en infraestructura para garantizar el abasto y cumple con todas las normas de seguridad y protección de los consumidores”, adelantó la Amexgas.

La Asociación alertó sobre los riesgos de este delito para la población, debido a que se transporta en pipas “clonadas” y posteriormente se almacena en estaciones de servicio que no funcionan bajo las normas operativas requeridas, por lo que no cuentan con normas de seguridad básicas y podría terminar en accidentes de consecuencias graves.

“El principal reto que enfrenta actualmente la industria de distribución de gas LP a nivel nacional es el robo de combustibles a Pemex. En 2019, se registró un fuerte incremento en las actividades delictivas relacionadas con el robo de combustibles y se estima que en 2020 el problema continua igual o peor”, explicó la Amexgas en el documento.

Además, la agrupación destacó que las pérdidas de Pemex durante el año pasado ascendió a 70 mil millones de pesos, por lo que llamó a atender con mayor fuerza el delito, además de por los riesgos que representa para la salud.