México.- De 2012 a enero de 2019, cuando gobernó Enrique Peña Nieto, las reservas petroleras probadas tuvieron una caída de 42.8 por ciento.

Se trata de las reservas 1P, las cuales tienen 90 por ciento de probabilidad para extraer hidrocarburos, en tanto que las 2P tienen 50 por ciento de probabilidad, mientras que las 3P, sólo el 10 por ciento.

Las reservas 1P pasaron de 13 mil 810 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, a 7 mil 897 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, en dicho periodo.

Así lo reporta la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), que señala que si bien dichas reservas ya consideran la participación privada, la mayor parte corresponde a Petróleos Mexicanos (Pemex).

En lo que se refiere a aceite (crudo) con un transitorio de 10 mil 25 millones de barriles en 2012 a 6 mil 65 millones de barriles en 2019, las reservas 1P descendieron 40 por ciento.

En cuanto al gas, bajó 43.9 por ciento, al pasar de 17 mil 224 millones de pies cúbicos en 2012 a 9 mil 654 millones de pies cúbicos este año.

CNH indica que de enero de 2018 a enero de 2019 las asociaciones entre Pemex con las compañías Petrolera Cárdenas Mora, y Deutsche Erdoel México, adicionaron volúmenes de aceite a las reservas.