México.- Juan Collado, quien fue abogado de Enrique Peña Nieto, era sospechoso de lavado de dinero y por millonarios movimientos con dinero de origen desconocido entre 2006 y 2015 en Andorra, sin embargo en México fue exonerado por autoridades y jueces.

Durante el sexenio de Peña, la entonces PGR y la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda libraron de toda culpa al abogado y resolvieron que no había indicios de lavado, así como tampoco delitos financieros en sus millonarias cuentas que llegaron hasta Andorra.

Cuando Raúl Cervantes la encabezaba, en marzo de 2017 la PGR cerró una carpeta en la cual se decretó el “no ejercicio de la acción penal”, al considera que no había ningún delito por parte de Collado, quien actualmente está preso.

Más tarde, en diciembre de ese mismo año, Mauricio Moreno Balbuena, quien se desempeñaba como director de Procesos Legales de la UIF, informó que no contaba con elementos para acusarlo de delitos financieros; actualmente, este hombre es investigado por desbloquear ilegalmente 722 cuentas en 2018, entre ellas varias vinculadas al Cártel de Sinaloa.

Fue con estos antecedentes que a finales de 2018 el juez Arturo Medel Casquera decidió que el caso de 83.1 millones de dólares congelados en Andorra, ya era algo juzgado en México, por lo que el abogado no podía ser acusado penalmente.

En marzo de 2015, los fondos de todos los clientes del Banco Privada d’Andorra (BPA) fueron congelados, después de que Estados Unidos acusó a tres de sus directivos por lavar dinero para las mafias rusa y china.