México.- Al terminar el juicio en Estados Unidos de Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, en el que fue condenado a cadena perpetua por 10 cargos, José Refugio Rodríguez, su abogado en México, levantó la voz por lo que consideró entrega arbitraria de su cliente a ese país por parte del gobierno mexicano de Enrique Peña Nieto.

Luego de conocer el veredicto, comentó que aunque en un principio prefirió permanecer callado por respeto a la familia de su cliente y a sus colegas en Estados Unidos, cambió de opinión y ha decidido denunciar la conducta arbitraria del gobierno anterior en el proceso de extradición del líder del cártel de Sinaloa.

El abogado envió una carta al periodista Ciro Gómez Leyva, en Radio Fórmula, en la que le indica que “he meditado que no debo callar la conducta arbitraria del anterior gobierno, encabezado por Enrique Peña Nieto y que avaló el poder judicial federal bajo el anterior presidente de la corte (…) Cuestiono la arbitraria entrega de Joaquín Guzmán a Estados Unidos por el gobierno mexicano”.

Señala que “El Chapo” fue entregado a Estados Unidos para que se le juzgara en California y Texas, por lo que no debió ser extraditado a Nueva York, donde además se le acusó de un delito distinto por el que se concedió la extradición.

“No discuto y tampoco pongo en duda el sistema judicial de Estados Unidos, sino lo que cuestiono es la arbitraria entrega de Joaquín Guzmán a Estados Unidos por el gobierno mexicano, violentando la letra del tratado de extradición y su entrega para ser juzgado en Nueva York invocando la cláusula de especialidad del tratado, conforme a la cual una persona extraditada, no debe ser enjuiciada, sancionada en el territorio de Estados Unidos por un delito distinto de aquel por el que se le concedió la extradición”, dijo.

Además, señaló que lo anterior afectó el proceso y la garantía de audiencia de “El Chapo” pues debió ser sometido a un diverso proceso de extradición para ser juzgado en Nueva York, donde  ha recibido un trato cruel e inhumano en prisión.

“La violación al debido proceso de extradición de Joaquín Guzmán a Estados Unidos, es equiparable a una detención arbitraria en México generando un efecto corruptor del proceso de Nueva York conforme a la regla de la prueba ilícita y que muy probablemente se apelará ante la corte suprema de Estado Unidos”, acotó.