México.- La ONG Puerto Cultura A.C., una de las asociaciones civiles favoritas del gobierno de Enrique Peña Nieto recibió  59.3 millones de pesos para construir un museo que no existe, los recursos entregados están sin comprobar.

Una investigación de la Revista Eme Equis, realizada por los reposteros Saúl Hernández y Enrique Jiménez, expone este atraco a los recursos públicos en el sexenio pasado, y cita una auditoría que señala como responsables de “un posible daño a la Hacienda Federal” a María Cristina García Cepeda, titular de la dependencia cuando se autorizaron los donativos; a su Oficial Mayor, Francisco Cornejo Rodríguez y a María Eugenia Araizaga Caloca, exdirectora General de Administración y funcionaria que firmó los contratos de donación a Puerto Cultura.

El trabajo periodístico señala que Puerto Cultura tiene como socio o asociado a Raúl Sergio Arroyo García, director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) durante el primer tramo de gobierno peñista (9 de diciembre de 2012 a 8 de julio de 2013).

Se indica que el Órgano Interno de Control (OIC) de la Secretaría de Cultura señala que existió una “presunta simulación para adquirir bienes” porque la dependencia donó 59.3 millones de pesos a la asociación para llevar a cabo el proyecto Museo de Museos sin que exista evidencia de su cumplimiento.

Se refiere que en la página 20 de la auditoría del OIC se establece que no se cumplieron los objetivos del Museo de Museos.

“Derivado de distintas auditorías promovidas por la Auditoría Superior de la Federación y la Secretaría de la Función Pública, se dieron a conocer presuntas irregularidades del proyecto que continúan atendiendo en los tiempos correspondientes. El Órgano Interno de Control continúa las indagatorias y se cumplen todos los plazos procesales que marca la ley”, indica la Secretaría de Cultura.

De acuerdo con la investigación de los reporteros, la sede del museo sería el Antiguo Palacio del Marqués del Apartado, a unos pasos del Museo del Templo Mayor en el Centro Histórico de la Ciudad de México, y se terminaría de construir antes de que acabara el sexenio de Peña Nieto. Sin embargo, el recinto propiedad de la Secretaría de Cultura se encuentra en obra negra y en malas condiciones, como lo pudo comprobar el OIC el 2 de julio de 2019.

El exfuncionario de Peña Nieto, Raúl Arroyo indicó que el hecho de que el museo no exista no es atribuible a la ONG, sino a la propia Secretaría de Cultura, quien no terminó a tiempo los trabajos de restauración y adecuación del inmueble. “Creo que era el mes de julio de 2018, hasta ese momento nos piden que ya no sigamos con el proyecto porque no va a estar a tiempo el edificio”, dice.

No obstante, la dependencia federal indica que la obra se encuentra suspendida por el INAH y que el Órgano Interno de Control solicitó un peritaje, a través de la Dirección General de Sitios y Monumentos, para conocer el estado de la obra y del inmueble.

El Museo de Museos tampoco contaba con un proyecto definido en planos ni con autorizaciones por parte de los organismos competentes que garantizaran su viabilidad y funcionalidad, indica la auditoría. Sus objetivos y metas además eran poco claros y sus beneficios resultaban confusos. Aun así, la Secretaría de Cultura aprobó los donativos.

De acuerdo a la investigación periodística, Puerto Cultura se constituyó legalmente el 11 de noviembre de 2013, cuatro meses después de que Arroyo García dejara su cargo como director del INAH. Él ya había ocupado el mismo puesto en el sexenio de Vicente Fox Quesada (2000-2005).

A nueve días de que tomara posesión por segunda vez como director del INAH, un reportaje de The New York Times sacó a la luz que bajo su primera gestión, ejecutivos de Walmart en México sobornaron a funcionarios del instituto (sin mencionar alguno por nombre) para construir una tienda en la zona de las Pirámides de Teotihuacán.

La ONG de Arroyo García cuenta con otros dos socios. Uno es el poeta y periodista Eduardo Vázquez Martín, quien fuera coordinador nacional de difusión de Arroyo García cuando este dirigía el INAH. Vázquez Martín luego se convirtió en secretario de Cultura de la CDMX (enero de 2014 a diciembre de 2018) y actualmente es coordinador ejecutivo del Mandato del Antiguo Colegio de San Ildefonso, ya en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

El otro socio es Jorge Sevilla Camacho, un exfuncionario del INAH en tiempos de Vicente Fox y Felipe Calderón, y es quien aparece como cabeza visible de la organización.

El objeto social de la asociación civil es la promoción y difusión de la música, artes plásticas, artes dramáticas, danza, literatura, arquitectura y cinematografía.

A menos de un mes de su creación, el 29 de noviembre de 2013, Puerto Cultura obtuvo su Clave Única de Inscripción (CLUNI), requisito indispensable para que una organización no gubernamental acceda a los apoyos federales. Y días después, con el año a punto de acabar, recibió su primer donativo del entonces Consejo Nacional para la Cultura y las Artes –que luego se convertiría en la Secretaría de Cultura– por 6.9 millones de pesos.

Los años siguientes serían prósperos para la asociación, que acumuló entre 2013 y 2018 casi 92 millones de pesos en recursos públicos, lo que la colocó como una de las diez ONG que más donativos recibieron del gobierno de Enrique Peña Nieto, de acuerdo con una investigación del portal digital mexico.com.

Aunque en el Antiguo Palacio del Marqués del Apartado no hay ningún Museo de Museos, Puerto Cultura informó al Servicio de Administración Tributaria (SAT) que en 2018 benefició a 50 mil personas gracias a sus “entrevistas de radio y televisión en relación al proyecto Museo de Museos”.

Ve a la fuente original aquí: https://www.m-x.com.mx/investigaciones/la-historia-de-un-museo-que-no-existe-y-que-costo-millones-del-erario