México.- Durante 2018, el último año de la administración de Enrique Peña Nieto, se registraron 2 mil 952 muertes de mujeres, niñas y adolescentes, pero únicamente 706 fueron clasificados como feminicidios.

Así lo informó la diputada de Morena, Merary Villegas Sánchez, quien planteó exhortar a las procuradurías y fiscalías estatales aplicar el criterio jurisdiccional de investigar con perspectiva de género.

De acuerdo con la legisladora, en 75% de las muertes violentas de mujeres, autoridades no investigan posibles signos de violencia sexual, lesiones ni mutilaciones infamantes o degradantes infligidas; tampoco antecedentes de violencia o amenazas.

Las 10 entidades que ocupan los primeros lugares de muertes violentas de mujeres que no investigan con perspectiva de género son: Estado de México, con 319; Guanajuato, 279; Baja California, 248; Guerrero, 232; Chihuahua, 186; Jalisco, 182; Veracruz, 167; Michoacán, 147; Puebla,118, y Oaxaca, con 106.

Villegas Sánchez subrayó que a pesar de los altos índices de ataques contra las mujeres en esas entidades, sólo seis de ellas cuentan con Alerta de Violencia de Género: Estado de México, Guerrero, Jalisco, Veracruz, Michoacán y Oaxaca; y al mismo tiempo son las de mayor índice de muertes y menos investigan con perspectiva de género.

También acusó que ante la resistencia de gobernantes y autoridades, las tareas de prevención, atención y sanción de la violencia hacia las mujeres se ven obstaculizadas permitiendo, lo que fomenta la impunidad.