México.- Mañana sábado, el presidente Enrique Peña Nieto realizará su comida de despedida en compañía de todo su gabinete en la residencia.

Por su parte, la familia presidencial ya habría dejado la Residencia Oficial de los Pinos, instalándose en una casa ubicada en un exclusivo fraccionamiento de Palmas, al poniente de la Ciudad de México. La cual fue adaptada para oficinas en la Administración de Felipe Calderón.

Tanto la Casa Uno, que ocupaba el mandatario, como la Casa Miguel Alemán, donde vivían los hijos de la pareja presidencial, ya están cerradas.

No obstante, el presidente sigue despachando en la oficina Lázaro Cárdenas. Las oficinas en Los Pinos están prácticamente vacías, pues más de la mitad de los empleados ya fue despedida o renunció.

La Coordinación de Logística de Prensa ha echado mano de exempleados para cubrir algunos eventos del mandatario. Los estacionamientos también lucen vacíos.

Hasta el 1 diciembre por la tarde, Peña Nieto y su familia podrán disponer de los 159 elementos del Estado Mayor Presidencial encargados de su seguridad.

El 1 de diciembre, la veintena de elementos encabezados por su Jefe de Seguridad, Roberto Miranda, su médico y enfermera, que siempre lo acompañan, estarán con él en la Cámara de Diputados, donde entregará la Banda Presidencial a Andrés Manuel López Obrador.

Al terminar ese acto protocolario, su equipo de escoltas lo seguirá hasta donde el mexiquense lo indique y se despedirá de él.