México.- Durante su sexenio, Enrique Peña Nieto no tuvo voluntad política de combatir la corrupción, opinó Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

No obstante, enfatizó que el ex mandatario federal no está sujeto de investigación o acusación de lavado de dinero. Asimismo, de acuerdo con La Jornada, comentó que no hará ni juicios sumarios ni absolución sumaria para Peña Nieto.

Para Nieto Castillo, el que Interpol busque a Emilio Lozoya Austin, ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), en 190 países, es buena noticia para México. Así, abundó, el país dejará de ser uno de las dos naciones en el mundo que no había actuado en el caso de corrupción más grande de América Latina: Obedrecht.

En este sentido, en la presentación la presentación de su libro Sin filias ni fobias: memorias de un fiscal incómodo, aseveró categórico que no se trata de venganza, sino de justicia.

El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de sostuvo que  no se notificó a Lozoya sobre el congelamiento de sus cuentas con base en tres tratados internacionales y como medida cautelar, para no correr el riesgo de que retire el dinero.  Además, aclaró esa medida no viola el principio de presunción de inocencia.

Precisó que de las 75 cuentas congeladas, 47 ya fueron liberadas y 13 son cuentas familiares. A Lozoya Austin se le acusa de los delitos de cohecho y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

También se le imputa provocar daño patrimonial a Pemex al adquirir con sobreprecio la firma Agro Nitrogenados al empresario Alonso Ancira, socio mayoritario de Altos Hornos de México, quien fue detenido en España.

Emilio Lozoya burló a la Fiscalía General de la República (FGR) dentro del fraccionamiento de Lomas de Bezares, pues según los reportes, dos agentes de la Policía Federal Ministerial (PFM) reportaron que el domingo por la noche entró al conjunto habitacional pero ya se le vio salir.

El lunes estuvieron resguardando esa zona, donde tiene su domicilio, y el martes que las autoridades federales que ejecutaron una orden de cateo, el exdirectivo ya no estaba en la casa.

Según el reporte policial del que da cuenta Abel Barajas, de Reforma, el guardia de seguridad y vigilante del conjunto habitacional dijo a los agentes federales que Lozoya vivía allí pero no les podía autorizar el ingreso.