México.-El día de ayer, 14 de enero, Sofía Castro causó polémica con sus declaraciones al confesar que pertenecer a la familia presidencial fue difícil.

Y es que Castro asegura que su familia siempre fue víctima de las críticas, por lo que “la pasé muy mal. Yo estaba estudiando, yo iba en tercero de secundaria, ¿qué puede hacer una niña a los 14 años?”.

Aseguró que ella no escogió “para nada ser parte de la familia presidencial y ojo, no estoy diciendo ‘¿ay, por qué?’, para nada”.

Pero mientras Sofía confiesa lo difícil que fue vivir en la Residencia Oficial de Los Pinos, recordamos las ocasiones en que ella y sus hermanos organizaban grandes celebraciones en la casa presidencial.

La polémica fiesta de Halloween

En 2014, el periodista Humberto Padget develó que los hermanos preparaban una fiesta de disfraces en Los Pinos.

La fiesta debía ser grande pues la celebración era por partida doble: su cumpleaños (Sofía) y la Noche de Brujas, nombre con el que poca, muy poca gente se refirió al Halloween con que Sofía Castro, hija de la Primera Dama de México, arribó a la mayoría de edad al día siguiente de la reunión, el 30 de octubre.

En aquella ocasión, Sofía fue celebrada por el expresidente y su entonces esposa, así como sus hermanos. En aquella ocasión, la hija de ‘La Gaviota’ festejó con un pastel de cinco pisos.

Para la celebración Sofía optó por lucir un sombrero francés de plumas rosas adornado, y lució un hermoso disfraz inspirado en La Catrina.

A menudo, era normal ver a Sofía Castro posar con los outfits para los diversos eventos que tenía, como la celebración por el cumpleaños de su padre, José Alberto ‘El Güero’ Castro.

Era normal ver a Sofía postear imágenes en compañía de los hijos del expresidente Peña Nieto.

Alex Kaffie también detalló algunas de las exclusivas fiestas de la familia:

A través de un texto publicado el 30 de octubre de 2016, el periodista detalló en qué consistió el cumpleaños número 20 de Sofía Castro:

“Su pretexto de celebrar su cumpleaños 20 (ocurrido el 30 de octubre) -pero esta vez con sus compañeros de la telenovela Vino el amor- organizó tal reunión. Mar Contreras, Irina Baeva, Yanet Sedano, Kimberly Dos Ramos y Chris de la Campa sí acudieron. En cambio, Raúl Coronado y Azela Robinson, no”.

A poco más de un año de que Enrique Peña Nieto y su familia salieran de Los Pinos, se dio a conocer una tierna confesión de Sofía Castro.

La exhijastra de EPN concedió una entrevista a la revista TVyNovelas donde dio a conocer un secreto sobre la dinámica que llevaba en la casa presidencial.

Además de las grandes fiestas que organizaba Sofía Castro en la residencia oficial, la actriz también solía salir mucho de fiesta, razón por la que su madre, Angélica Rivera, se molestaba.

“Mi mamá siempre me dice que sí a todo, pero debo llegar a la hora que me dice y ser súper responsable. Confieso que una vez llegué tarde y ¡me dejó afuera y no me dejó entrar!”, confesó la chica.

Peña Nieto sacó a Sofi del apuro de esta forma…

La hija del “Güero” Castro dijo que en una ocasión la dejaron llegar a la 1:30, pero se le hizo fácil retrasar su llegada por lo que su mamá se molestó.

“Sólo pensaba: ‘¿dónde voy a dormir?’. Se me hizo fácil decir: ‘bueno, me dio permiso a la 1:30 am, si llego a las 2:30 no pasa nada’. Y al rato le hablo y oigo el ‘¡¿Dónde estás?! ¡No entras a la casa! ¡No entras!”, contó a la revista.

Lo más curioso de esta anécdota es el hecho de que Enrique Peña Nieto apareció en la historia como el padrastro cómplice.

Después de quedarse afuera de la residencia, “Sofi” le marcó a sus hermanas, pero nadie le contestó; pero fue el expresidente quien la salvó.

“Le marqué a Paulina, pero estaba en su quinto sueño y no contestó. Minutos después me manda un mensaje Enrique, que decía: “Te dejé la puerta de la cocina abierta, pásale y no lo vuelvas a hacer”, contó.