Ciudad de México.- La Fiscalía General de la República (FGR) informó que en la campaña electoral de Enrique Peña Nieto, en 2012, se usaron 4 millones de dólares, que se obtuvieron a través de sobornos de la empresa brasileña Odebrecht, y posteriormente se recibieron otros 6 millones de dólares, cuando Emilio Lozoya era director de Pemex.

“Hubo dos pagos en beneficio por 4 millones de dólares durante la campaña y otra por 6 millones de dólares cuando fue director de Pemex”, indicó la FGR durante la segunda audiencia virtual de Lozoya.

Destacó que tras recibir los sobornos, el ex funcionario agradeció a Luis Alberto Meneses Weyll, en ese entonces representante de Odebrecht México, y a sus colaboradores, el apoyo de la empresa a la campaña de Peña Nieto.

Detalló que las declaraciones de Luis Alberto Meneses, son de prioridad en las investigaciones contra de Emilio Lozoya, debido a que reconoció haber diseñado planes irregulares junto con el ex titular de Pemex, quien muchas veces le dijo conocer a empresarios con quienes pretendía aumentar sus acciones, junto con la empresa brasileña.

“Emilio Lozoya incurrió en el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, junto con su hermana, su madre y su esposa, a quienes se les hicieron infinidad de depósitos bancarios en México, en Brasil y en otros países”, explicó la FGR.

Mencionó que está acreditado que varias empresas fueron utilizadas por la constructora brasileña para operar los pagos ilícitos y no contabilizados a personas de interés.

La Representación Social ofreció como prueba un oficio de mayo 2019 de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores respecto a la cuenta de Gilda Margarita Austin, madre de Emilio Lozoya.

Resaltó que de acuerdo con un oficio de contabilidad del 8 de mayo de 2019, en el que peritos de la FGR analizaron la información financiera que envió el banco suizo, se concluyó que las dos empresas de las que era beneficiario Emilio Lozoya hicieron depósitos a Gilda Margarita Austin, por diversas cantidades.

También ofreció como prueba cómo se adquirió la residencia de Ixtapa, Zihuatanejo, que adquirió bajo varios depósitos que realizó a un banco de Montreal a una cuenta de la vendedora; y le donó el dinero a su esposa Marielle Hele Eckes.