Villahermosa, Tabasco.- Ante un gobernador incapaz como el neoperredista Arturo Núñez Jiménez, que mantiene el estado de Tabasco en el primer lugar de desempleo y criminalidad, este día el presidente Enrique Peña Nieto se comprometió a dar un nuevo impulso económico a esa entidad, donde también el precandidato Presidencial de Morena, PES, y PT, Andrés Manuel López Obrador, estuvo este día.

Acompañado por el gobernador de Tabasco, Arturo Núñez Jiménez, y el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruíz Esparza, reconoció que Tabasco contrasta con la realidad que vive el resto del país, por lo que en 2016 “anunciamos varias acciones para reactivar la economía, que apoyaron a que hubiese recuperación del empleo”.

Dijo que ante el rezago que tiene la entidad, al igual que Campeche, por la disminución de la actividad petrolera, se aplicarán acciones inmediatas como el financiamiento por parte de Nacional Financiera (Nafin), el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem), e inversiones específicas de Pemex, así como el pago con pasivos a proveedores.

Sin agregar ninguna novedad, más que repetir que con la cuestionada reforma energética, responsable de la debacle petrolera en la entidad, Peña reiteró en los mismo:

“Se dará ‘oxígeno’ y apoyo a la actividad económica de la entidad a partir de la reforma energética, y que Pemex como empresa productiva del Estado, pueda hacer asociaciones con el sector privado para que pueda generar riqueza”.

“Eso nos va a permitir en el mediano plazo, y cuando hablo del mediano plazo, en los siguientes cinco o 10 años, nuevamente recuperar nuestra capacidad productiva”, indicó en la inauguración del Libramiento de Villahermosa; la primera etapa de la modernización de la Carretera Villahermosa-Cárdenas, y el Proyecto Hidrológico para Proteger a la Población de Inundaciones y Aprovechar Mejor el Agua.

El mandatario federal añadió que junto a la inversión privada está la inversión pública, que generará empleo con obras que alivian y dan beneficios y calidad de vida a los habitantes, además de que le permite cumplir con los compromisos pactados, en la “realidad que hoy atraviesa Tabasco, cuya economía estaba centrada en la industria petrolera”.

Obrador en Tabasco

Este día López Obrador también estuvo en Tabasco y en programa de radio Telerreportaje, el más escuchado por los tabasqueños desde hace más de medio siglo, dijo que se repoblará de ganado los potreros en Tabasco y el sureste, se implementará un programa de crédito ganadero a la palabra, se entregarán novillonas, sementales, y si es necesario importar ganado en pie y se construirá una gran refinería en Dos Bocas, Tabasco, porque de ahí sale un millón 200 mil barriles diarios de petróleo para exportación.

Afirmo que “el petróleo crudo se procesará en la nueva refinería, expuso al decir que en India se construyó una refinería, donde se procesa un millón 200 mil barriles, costó 6 mil millones de dólares, y con una sola de esas refinerías se tendría para abastecer el mercado interno”.

Detalló que consume en el país 800 mil barriles diarios de gasolinas, dejaron que se convirtieran en chatarras las 6 refinerías que se tienen que producen al 35 por ciento de su capacidad, menos de 200 mil barriles diarios, se compran 600 mil barriles diarios a precios elevados, solo de flete se paga 3, 4 pesos adicionales por la gasolina.

En tres años, adelantó, se va a dejar de vender petróleo crudo, se procesará la materia prima, se tendrán dos nuevas refinerías y de esta manera se resolverá el problema de los energéticos, porque si no se tienen energéticos a precios bajos, México no será competitivo.