#Orbis

Pentágono niega que se considere enviar tropas a frontera con México

Pentágono descartó la posibilidad pues no se ha recibido una “solicitud de ayuda” por parte de Seguridad Nacional.

Por Redacción, 2018-10-25 18:03

México.- El Pentágono rechazó esta tarde la información que señala que el secretario de Defensa, James Mattis, considera ordenar el envío de nuevas tropas a la frontera sur de Estados Unidos. Sin embargo, reconoció que está “atento” a la caravana de unos 7 mil migrantes que se dirige al país.

El capitán de la Armada Bill Speaks, portavoz del Pentágono, descartó esa posibilidad al asegurar que aún no se ha recibido una “solicitud de ayuda”por parte del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés).

En todo caso, el portavoz confirmó que el Departamento de Defensa y el de Seguridad Nacional trabajan para determinar de qué forma podría el Pentágono ayudar a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés).

El Departamento de Defensa se compromete a seguir apoyando la seguridad del personal de la CBP, que trabaja en operaciones de control fronterizo, para incrementar la efectividad de esas operaciones, y apoyar los esfuerzos del DHS para frenar las entradas ilegales en Estados Unidos”, concluyó Speaks.

Medios de comunicación locales informaron que Mattis podría ordenar a lo largo del día el despliegue la próxima semana de unos 800 militares en la frontera sur.

Speaks subrayó que “el Departamento de Defensa continúa vigilando los sucesos en la frontera suroeste de Estados Unidos, incluida la situación de la caravana de migrantes que se dirige hacia el norte desde México”.

Según fuentes oficiales, unos 7 mil migrantes, principalmente procedentes de Honduras, se encuentran en México y se dirigen hacia el norte, con la intención de acceder al territorio estadounidense.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ya ordenó el pasado abril el despliegue en la frontera de la Guardia Nacional -un cuerpo de reserva de las Fuerzas Armadas- como respuesta a las noticias sobre otra caravana de migrantes, que en ese caso inició su recorrido en el sur de México.

#Orbis

Detienen a hombre que fabricaría bomba “madre de Santanás” en EU

Tras recibir una pista, los oficiales encontraron en la casa del hombre, frascos de peróxido de acetona, un polvo cristalino blanco altamente volátil.

Por Redacción, 2018-11-14 13:55

Miami, (Notimex).- Un hombre de Florida fue arrestado por poseer sustancias químicas explosivas para fabricar una bomba en su casa, las cuales han sido apodadas “Madre de Satanás” por grupos terroristas como Al Qaeda, informó hoy la policía.
La oficina del Alguacil del condado de Volusia arrestó a Jared Coburn, de 37 años, en su casa en Lake Helen, de acuerdo con una publicación en redes sociales de la autoridad.

Tras recibir una pista, los oficiales encontraron en la casa del hombre, frascos de peróxido de acetona, un polvo cristalino blanco altamente volátil.

Dicho polvo es llamado “Madre de Satanás” por grupos terroristas, señaló la policía.

La sustancia se usó en el atentado de Manchester en 2017, los atentados de París en 2015 y el “Shoe Bomber” Richard Reid en 2001, dijo el alguacil de Volusia, Mike Chitwood.

Coburn, quien argumentó ante la policía que estaba tratando de hacer fuegos artificiales caseros, ha sido acusado de fabricar o poseer explosivos y dos cargos de fabricar o poseer un dispositivo destructivo, según los registros policiales.

#Orbis

Cuba retirará miles de médicos de Brasil por declaraciones de Bolsonaro

Cuba aseguró que “más de 700 municipios tuvieron un médico por primera vez en la historia” gracias a Más Médicos, mientras los doctores cubanos deberán abandonar el país antes de que finalice el año.

Por Redacción, 2018-11-14 13:42

Río de Janeiro, (Notimex).– El gobierno de Cuba anunció hoy que pone fin a su contribución en el programa “Más Médicos” de Brasil, adonde miles de doctores cubanos fueron enviados desde 2013, como consecuencia de las controvertidas declaraciones del presidente electo, Jair Bolsonaro, sobre los doctores de ese país.

“El Ministerio de Salud Pública de Cuba ha tomado la decisión de no continuar participando en el Programa Más Médicos”, dijo La Habana en un comunicado reproducido por el diario Granma en el que acusa a Bolsonaro de querer imponer “condiciones inaceptables” al país caribeño.

“Con referencias directas, despectivas y amenazantes a la presencia de nuestros médicos, (Bolsonaro) ha declarado y reiterado que modificará términos y condiciones del Programa Más Médicos, con irrespeto a la Organización Panamericana de la Salud y a lo convenido por esta con Cuba, al cuestionar la preparación de nuestros médicos”, señaló.

Bolsonaro había condicionado la permanencia de miles de médicos cubanos en Brasil, que atienden en zonas remotas y rurales donde no llega el sistema público de salud, a la revalida en el país sudamericano de los títulos de los doctores y a la autorización por parte de La Habana de que sus familias pudieran residir en Brasil.

Lanzado en julio de 2013 por la entonces presidenta Dilma Rousseff, el programa “Mais Medicos” movilizó a 16 mil 700 doctores por todo Brasil, entre ellos decenas de mexicanos, aunque la mitad del total son cubanos que reciben salarios menores.

El objetivo del programa, que da cobertura sanitaria a zonas donde viven 60 millones de brasileños repartidos en cuatro mil municipios y 34 distritos indígenas, es destinar doctores de forma permanente a áreas remotas, de baja renta o de escasa penetración de atención médica, con el objetivo de que presten una atención básica.

Bolsonaro, quien se encuentra en Brasilia perfilando su Ejecutivo y todavía no nombró un ministro de Sanidad, reaccionó este miércoles por Twitter diciendo que “Cuba no aceptó” la “aplicación de test de capacidad, salario integral a los profesionales cubanos, hoy destinado en su mayor parte a la dictadura, y la libertad para traer a sus familias”.

Cuba aseguró que “más de 700 municipios tuvieron un médico por primera vez en la historia” gracias a Más Médicos, mientras los doctores cubanos deberán abandonar el país antes de que finalice el año.

#Orbis

California devastado de norte a sur por incendios; suman 50 muertos

Por Redacción, 2018-11-14 12:59

México.-Incendios forestales desgarran el norte y sur de California; suman 50 muertos. Las tropas de la Guardia Nacional estadounidense llegarían el miércoles para ayudar a buscar más víctimas entre las ruinas carbonizadas y cubiertas de cenizas de la ciudad de Paradise, en el norte de California, arrasada por el incendio forestal más letal y destructivo de la historia del estado.

Alrededor de 100 policías militares entrenados para buscar e identificar restos humanos, reforzarán los equipos de recuperación dirigidos por médicos forenses, perros rastreadores y antropólogos forenses que ya recorren la escena fantasmal de un incendio que ha causado la muerte de 50 muertos en todo el estado.

La búsqueda minuciosa se concentra en lo poco que queda de Paradise, un pueblo del condado de Butte, en California, unos 280 kilómetros al norte de San Francisco, que fue invadido por las llamas y fue calcinado en gran parte el jueves pasado.

El fuego letal, alimentado por un matorral espeso y desecado por la sequía y avivado por vientos feroces, culminó una catastrófica temporada de incendios forestales en California que los expertos atribuyen en gran parte a los períodos secos prolongados que, según dicen, son síntoma del cambio climático.

El incendio Camp Fire del condado de Butte coincidió con otra ráfaga de llamas en el sur de California, el incendio Woolsey, que provocó la muerte a dos personas, destruyó más de 400 estructuras y desplazó a unas 200, 000 personas cerca de la costa de Malibú, al oeste de Los Ángeles.

Los orígenes de ambos incendios estaban bajo investigación. Sin embargo, dos empresas de servicios públicos, Southern California Edison y Pacific Gas & Electric, reportaron a los reguladores que tenían problemas con las líneas de transmisión o subestaciones en áreas cercanas al momento en que se informó que habían comenzado las llamas.

A última hora del martes, vientos disminuidos y niveles de humedad en aumento permitieron que los equipos de bomberos lograran trazar las líneas de contención alrededor de más de un tercio de ambos incendios, aliviando aún más la amenaza inmediata para la vida y las propiedades.

El secretario del Interior de Estados Unidos, Ryan Zinke, y el gobernador de California, Jerry Brown, tenían previsto visitar el miércoles las zonas que el presidente Donald Trump declaró como áreas de desastre, lo que hace que la asistencia de emergencia federal esté más disponible.

Difícil reconocimiento de las víctimas

Aunque las perspectivas de extinguir las llamas mejoraron, las autoridades seguían con la tarea de contabilizar a los desaparecidos. El recuento de 50 víctimas fatales ya supera con creces el récord previo de la mayor pérdida de vidas en un solo incendio en la historia de California: 29 personas fallecieron por el incendio del Parque Griffith en Los Ángeles en 1933.

El alguacil de Butte, Kory Honea, dijo que en algunos casos las víctimas están quemadas más allá de la posibilidad de reconocimiento, e incluso del uso de huellas dactilares. En algunos casos se necesitarán registros dentales, pero “podrían no estar disponibles si la oficina del dentista se incendió”.

“Estamos encontrando restos en varios estados”, dijo a los periodistas. “La gente ha sufrido quemaduras graves. Supongo que algunas de ellas se han consumido”, agregó Honea, quien manifestó que era posible que algunos restos pudieran aparecer recién una vez que los residentes con casas intactas puedan regresar. Más de 50, 000 permanecían bajo órdenes de evacuación.

Las llamas impulsadas por el viento rugieron a través de Paradise tan rápido que los residentes se vieron obligados a huir para salvar sus vidas con poca o ninguna advertencia. Se hallaron cuerpos de víctimas dentro y alrededor de los restos quemados de vehículos envueltos en la tormenta de fuego.

Hasta el martes a la noche, el incendio Camp Fire había consumido 52, 600 hectáreas, mientras que el incendio de Woolsey ha quemado 39, 000 hectáreas.