#Guerrero

Pepsi también se va de Guerrero por inseguridad como la Coca-Cola

A través de redes sociales, se alertó desde la semana pasada que la Pepsi dejaría de surtir refrescos a tiendas de la Tierra Caliente.

Por Alejandro Ortiz, 2018-06-11 09:38

Guerrero.- Luego de 40 años, este lunes la empresa refresquera Pepsico cerró oficialmente sus actividades en Ciudad Altamirano, municipio de Pungarabato, en la región de Tierra Caliente en Guerrero.

A dos meses y medio de que la empresa refresquera Coca Cola-FEMSA, cerrara sus operaciones por el asedio y extorsión de grupos del crimen organizado en Altamirano, este día la empresa Pepsi liquidó en Toluca a 70 empleados y dio por terminadas sus operaciones.

Fuentes locales de Altamirano, informaron que el cierre de la empresa se dio por la presión de grupos delictivos que, a partir del 29 de mayo, pedían con mayor insistencia el pago de derecho de piso a los encargados de la refresquera.

A través de redes sociales, se alertó desde la semana pasada que la Pepsi dejaría de surtir refrescos a tiendas de la Tierra Caliente.

En entrevista un ejecutivo de la empresa, quien pidió anonimato, dijo que desde el cierre de Coca Cola, la Pepsi aumentó de manera considerable sus ventas en la Tierra Caliente, sin embargo, se negó a explicar el por qué del cierre y adelantó que la empresa no ofrecerá información de manera oficial.

“Desde hace tres días se han recogido los refrigeradores de las tiendas, en la bodega ya no hay papelería ni producto, solo hay polvo”.

-¿Cuándo van a regresar?, se le preguntó.

-“Nunca (…), quizá en unos 10 años”, dijo nuestra fuente.

También afirmó que los tres niveles de gobierno saben perfectamente la situación de la empresa refresquera “y nunca hicieron nada”, incluso “un alto funcionario federal conocía lo que estaba pasando”.

De esta manera, en menos de tres meses han cerrado sus operaciones dos de las empresas más importantes en Tierra Caliente que daban empleos directos e indirectos a decenas de familias.

#Acapulco

Denuncian que ISSSTE tiene deuda millonaria a hospital privado de Acapulco

El hospital de Santa Lucía se niega a atander derechohabientes que podrían perder la vida ante esta situación.

Por Elibeth D Nicolas, 2018-10-23 14:38

Acapulco, Guerrero.- Integrantes de la Asociación de Nefrópatas del Estado de Guerrero denunciaron que el ISSSTE no le ha pagado servicios al hospital privado de Santa Lucía, por lo que más de 150 derechohabientes están en riesgo de perder su vida.

En conferencia de prensa, afuera de las instalaciones de la delegación del ISSSTE, el representante de la asociación, Salomón Villanueva Morales, señaló que la deuda es de 15 millones de pesos desde hace dos años, en los que han atendido a los pacientes.

“A partir del lunes nos informó el Hospital Santa Lucía que ya no nos podrá dar la atención médica que requerimos los derechohabientes y requerimos continuar con nuestras hemodiálisis, que para nosotros representan la vida, porque si no las tenemos nos morimos”, dijo Villanueva Morales.

Hizo un llamado al gobernador del estado, Héctor Astudillo Flores, para que les resuelva esta situación, pues no han podido localizar al delegado del ISSSTE, quien es el principal responsable de resolver esta situación y al que reiteradamente han buscado, nunca está en su oficina.

Señalaron que en caso de que alguno de los 150 pacientes que atiende el Hospital privado desde hace dos años llegará a perder la vida, denunciarán su muerte ante las autoridades correspondientes porque la situación que se vive en el ISSSTE es insoportable ante la falta de infraestructura que carece el lugar.

El ISSSTE desde hace más de 15 días se encuentra en paro de labores por la falta de infraestructura, falta de aire acondicionado, energía eléctrica y medicamentos.

#Guerrero

Ejército Mexicano vigila 245 escuelas en Acapulco diariamente

El problema de la inseguridad se ha agudizado por la falta de “policías firmes” con principios institucionales, dice jefe militar.

Por Juan Manuel Molina, 2018-10-23 13:10

Chilpancingo, Guerrero.– El comandante de la Novena Región Militar, Juan Manuel Rico Gámez, informó que diariamente las fuerzas castrenses se despliegan en 245 escuelas de Acapulco, para reforzar la seguridad.

Luego de participar en un evento de destrucción de 544 armas, en las instalaciones de la 35 zona militar de Chilpancingo, el mando castrense señaló que el problema de inseguridad en la entidad, se ha agudizados porque no se ha podido conformar “policías firmes” con principios institucionales.

Dicha situación, ha permitido el crecimiento de actividades delincuenciales, ante la ausencia de una fuerza policiaca que les impida su desarrollo, acotó.

En los últimos meses, el Grupo de Coordinación Guerrero ha procedido a encuartelar a agentes de las policías municipales de Chilpancingo, Zihuatanejo y Acapulco, en las que se detectó la infiltración de criminales.

Rico Gámez explicó que en el puerto, recientemente se registró un repunte en la incidencia delictiva, por lo que se acordó con la alcaldesa Adela Román Ocampo, la integración del Grupo de Coordinación Especial Acapulco.

Sin detallar, expresó que en Acapulco son cuatro grupos criminales los que se disputan el territorio, mientras que a nivel estatal la lista sería de 18 organizaciones delictivas.

Omitió hablar del número de militares que se despliegan para las actividades de seguridad en el estado, pero resaltó que esa información era de carácter confidencial.

Tampoco precisó el nivel de escolaridad de las escuelas que permanecen bajo resguardo, aunque podría tratarse en su mayoría de las unidades académicas de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG), luego de una solicitud del rector Javier Saldaña Almazán, tras las constantes amenazas de rapto contra universitarios.

#Guerrero

Protestan en el ayuntamiento por falta de agua en colonias de Acapulco

También exigieron apoyos para vivienda, entre otras peticiones.

Por Elibeth D Nicolas, 2018-10-23 12:57

Acapulco, Guerrero.– Ciudadanos de distintas colonias populares de Acapulco se manifestaron esta mañana en las escalinatas del Ayuntamiento para exigir a la presidenta municipal Adela Román Ocampo una solución a sus necesidades del servicio del agua potable.

Desde las 10 de la mañana comenzaron a llegar más de 100 personas, entre niños y adultos, dirigidos por Rogelio Mejía de la Sancha, quien los llevó en camiones, suburbans y camionetas de la ruta, Sinaí, Emiliano Zapata, Sector Seis y Ciudad Renacimiento; los vehículos fueron estacionados a un costado del ayuntamiento.

“Sra: Presidenta le pedimos su apoyo con material para nuestras viviendas, somos personas de escasos recursos económicos”, decía una cartulina.

“Somos de diferentes colonias de Acapulco y estamos aquí para solicitarle pipas de agua”, se leían las peticiones en las pancartas que portaban los colonos.

Sin embargo, Adela Román no se hallaba en el palacio municipal porque según su agenda asistiría al Seminario de los Derechos Humanos y Administración Pública a la Luz de los Principios Constituidos, que se llevó a cabo en el Fórum Mundo Imperial.

A casi 25 días de haber tomado posesión, la presidenta Adela Román solo ha entregado 12 pipas de agua potable para beneficiar solo tres colonias la Jardín, Miramar y la Emiliano Zapata, denunciaron.