Acapulco, Guerrero.- De los tres mil 500 trabajadores que existen en la nómina del ayuntamiento, apeas 30 personas acudieron a la peregrinación de la virgen de Guadalupe, que se realiza año con año en Acapulco.

Ni el presidente municipal, Evodio Velázquez Aguirre, ni los regidores del ayuntamiento, acudieron a la celebración que inició desde las 9:30 de la mañana.

Con música de tambora y cohetes fue como homenajearon a la imagen religiosa que se encuentra a la entrada de las dos salas de la regiduría municipal.

En contraste, la administración de Velázquez Aguirre, está realizando un proyecto para atraer al turismo religioso en Acapulco, se trata del cristo más grande del mundo que medirá 60 de alto en la colonia Carabalí en el cerro del encinal, con un presupuesto de más de 50 millones de pesos.

[caption id="attachment_194838" align="alignnone" width="1280"] Apenas unos 30 de los tres mil trabajadores acudieron[/caption]