México.- El periodista Marcos Miranda anunció que se va de Veracruz ante la inseguridad que padece en ese estado.

La semana pasada, “Marmiko”, como le llaman, fue secuestrado por más de 12 horas y sus captores le advirtieron en un primer momento que su privación de libertad "fue por chismoso"... posteriormente, le dijeron que se trató de una confusión.

El lunes, el comunicador señaló en sus redes sociales que ha sido víctima de nuevas amenazas en su contra y de su familia, pero pese a ello no ha recibido protección.

Marcos Miranda comentó a Azucena Uresti que solamente una camioneta con cuatro policías lo cuidan y, aunque pidió que protegieran a su esposa e hijos, no lo han hecho.

De acuerdo con el periodista, solamente ha recibido ayuda de los miembros de la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas [CEAPP].

En tanto, abundó, por órdenes del fiscal Jorge Winckler, cada hora hay rondines en su domicilio.

Miranda lamentó que ni el gobernador Cuitláhuac García ni el titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) local se comunicaron con él.

Indicó, en Radio Fórmula, que Jorge Morales, comisionado de la CEAPP, le ofreció ayuda para sacarlo, junto con su familia, de Veracruz y aceptó.

No obstante, comentó que por ahora no podrá escribir.