México.- Los cuerpos de los 14 civiles muertos en el enfrentamiento e Tepochica, municipio de Iguala, Guerrero, permanecen en las instalaciones de una funeraria de esta comunidad habilitada como Servicio Médico Forense (Semefo).

Hasta este lugar han arribado familiares de las víctimas y reporteros. Ni la zona del enfrentamiento, ni la funeraria donde permanecen los cuerpos están resguardados por fuerzas federales, ni policías.

Durante el ataque y enfrentamiento ocurrido la tarde del martes en esta comunidad el personal militar aplicó la Ley de Uso de la Fuerza, informó la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

La dependencia detalló que el grupo atacado por presuntos integrantes del crimen organizado, para su protección y seguridad, “aplicó su disciplina y adiestramiento especializado para reaccionar ante agresiones de este tipo, de manera oportuna y contundente, empleando su equipamiento y material con que están dotados”, se detalló en un comunicado.

Se indicó que el militar que murió en el enfrentamiento se desempeñaba como tirador y elemento de seguridad del primer vehículo, y su función principal era la de proteger a sus compañeros.

La Sedena agregó que tras el enfrentamiento se llevó a cabo el despliegue inmediato de tropas adicionales al lugar, para apoyar al personal militar y establecer coordinación con las autoridades correspondientes, para realizar las investigaciones y el esclarecimiento de los hechos.

A las 16:45 horas del martes un grupo de la 35 Zona Militar con sede en Chilpancingo, Guerrero, en acciones del “Plan Nacional de Paz y Seguridad 2018-2024”, respondió a una agresión con armas de fuego, en la comunidad de Tepochica.

Los militares realizaban acciones de reconocimientos terrestres cuando se encontraron de frente a un convoy de hombres armados, quienes al detectar la presencia del personal militar iniciaron la agresión con disparos de arma de fuego.

En el lugar del ataque se contabilizaron 14 presuntos delincuentes armados fallecidos, quienes se encuentran en calidad de desconocidos en la funeraria de Tepochica.

En el lugar del ataque se encontraron 13 armas largas, seis fusiles AK-47, seis fusiles AR-15 y un Fusil Galil, así como seis armas cortas, cinco pistolas y un revólver, una granada de mano y diversas municiones y cargadores.

Fueron asegurado tres vehículos, de los cuales dos contaban con reporte de robo; equipos tácticos, de radiocomunicación y teléfonos celulares.

Se indicó que otros de los agresores armados lograron huir a pie.