México.- Siempre que sacamos a nuestras mascotas a sitios públicos debemos vigilarlos y cuidar que no se coman algo que se encuentre en el suelo pues podría afectar su salud.

Sarah Eccles aprendió lo valiosa de esta regla, pero por poco su perrito muere.

Sarah llevó a su mascota al parque y en un momento de descuido, el animal se comió una galleta con mariguana que se había encontrado en el suelo, este hecho hizo que quedara drogado, con mareos y sin poder caminar.

Medios locales en Reino Unido reportaron este caso que por poco le cuesta la vida al animal.

En entrevista, la mujer comentó que el perro tenía el ritmo cardiaco muy lento y que el veterinario tuvo que provocarle vómitos en un intento desesperado por que sacara la galleta.

Fue gracias a que la mujer se percató del comportamiento extraño de su mascota que se pudo salvar.

Mientras el perrito se recuperaba ella regresó al parque donde encontró otras dos galletas con la misma sustancia