México.-Hace seis meses, en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, un aficionado del América se robó los reflectores en la llegada de Nicolás Castillo.

El AICM vivió un auténtico caos con el arribo del chileno para reportar con las Águilas. En ese momento, un seguidor azulcrema, tatuado y con una camiseta, comenzaba su 'estrellato'.

Emilio, mejor conocido como “El Perro Rabioso”, es integrante de la Monumental, una de las barras del América. De Santa Julia, en la Alcaldía Miguel Hidalgo, pertenece al “Barrio de Los Santa Hooligans”.

Después de darse a conocer, el seguidor azulcrema ha sido buscado por medios de comunicación en la explanada del Estadio Azteca. Su peculiar estilo ha llamado la atención de propios y extraños.

Emilio ha tenido la oportunidad de tomarse fotos con algunos jugadores de los emplumados, como Agustín Marchesín o Giovani dos Santos.

Ayer en el AICM, el “Perro Rabioso” declaró que había perdido su celular en el tumulto que se generó con el arribo de Guillermo Ochoa. Casi siempre acompañado de una niña y amigos, ayer no fue la excepción y se robó el show.