México, Notimex.-Perú vivió una nueva jornada de paros laborales a nivel nacional, protagonizada por médicos, maestros y empleados del Poder Judicial, que mantienen una serie de demandas salariales y en materia social.
La Federación Médica Peruana convocó la víspera a un paro nacional de 48 horas, en demanda de que el presupuesto al sector salud se incremente un 0.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) por año, así como un alza de los salarios.
Por su parte, el Sindicato Unitario de Trabajadores en la Educación del Perú (SUTEP) paralizó actividades este jueves, en cumplimiento de un acuerdo tomado durante su IV Asamblea Nacional de Delegados, a principios de noviembre.
El magisterio peruano exige el incremento de la inversión al sector del 6.0 por ciento del PIB, el cierre de la brecha en infraestructura educativa y el pago de la deuda social, reportó la emisora local Radio Programas del Perú (RPP).
Sin embargo, el Ministerio de Educación de Perú informó en redes sociales que las clases se llevarían a cabo con normalidad, luego que la titular de la cartera, Flor Pablo, declaró hace unos días que el paro magisterial no cumplía con los requisitos exigidos por ley para ser considerado legal.
Finalmente, la Federación Nacional de Sindicatos del Poder Judicial (Fenasipoj-Perú) inició este jueves una huelga nacional por tiempo indefinido en demanda de mejoras salariales y un aumento al Presupuesto del Sector Público para 2020.
La gremial precisó que mientras esté vigente la suspensión de labores, solo se atenderán los casos de personas detenidas en flagrancia, reos en cárcel y cuestiones de violencia familiar, por lo que unas tres mil audiencias quedarán sin resolverse y seis mil expedientes dejarán de tramitarse por día.