Acapulco, Guerrero.- El gobierno de Acapulco defendió que el préstamo adquirido por 158 millones de pesos no será una deuda heredada porque pretenden pagarla en un plazo de nueve meses.

En conferencia de prensa, que dieron horas después de que el secretario de Finanzas del gobierno estatal, Héctor Apreza Patrón haya calificado de ilegal dicho préstamo, el titular de Finanzas del Ayuntamiento porteño, Merced Valdovinos Diego, sostuvo que dicha medida “es legal” y criticó que el tema sea tomado “con mucha perversidad”.

El síndico procurador, Ilich Lozano Herrera, lamentó “el desconocimiento” de la autoridad estatal, en referencia a las declaraciones de Apreza Patrón, que sostuvo que el Cabildo de Acapulco cometió irregularidades con dicha aprobación.

Agregó que la línea de crédito adquirida por 158 millones de pesos son de los mil 600 millones de pesos con los que cuenta el Ayuntamiento como presupuesto, y que quedará cubierto tres meses antes de que concluya el periodo de administración de Evodio Velásquez Aguirre.

“Esta línea de crédito que va a adquirir el Ayuntamiento es contratada por un año. Tenemos 10 meses desde que llegamos a la administración municipal y vamos a pagarla en estas mismas fechas en que se toma el crédito en el siguiente año”.

“No va será dejada, ni heredada como se ha hecho en ocasiones anteriores, por lo tanto, no va en perjuicio de la administración pública municipal, y mucho menos de los ciudadanos”, defendió.

Lozano Herrera recalcó que hay funcionarios que “no han tenido el detenimiento” de revisar lo que dice la Ley de Disciplina Fiscal, y que por tanto, calificó que “algunas autoridades” hacen declaraciones “someras” y afirmaciones “irresponsables” que señalan al ayuntamiento.

“Se está pensando que el ayuntamiento de Acapulco tiene que ir a pedir permiso al Congreso local, cuando esta ley ya nos dice claramente en qué condiciones no se debe pedir permiso para que la deuda sea contratada”, recalcó.

Por lo que aseguró que el gobierno municipal cumple con las condiciones para pedir el préstamo, porque dijo, no excede el 6 por ciento del presupuesto de ingresos y no se dejará una deuda después del trienio actual.

“Hacemos un llamado a toda la clase política, a la oposición, a todos los representantes populares y a los diferentes funcionarios de gobierno, para que no se hagan señalamientos irresponsables porque siembran duda, daño y especulan sobre lo que pasa en Acapulco”, dijo.

En tanto que el secretario de Finanzas, Merced Valdovinos Diego, sostuvo que  el endeudamiento adquirido por la administración de Acapulco, se ha vuelto un tema de “mucha perversidad”, esto horas después de las críticas originadas por parte del gobierno del estado.

“Se confunden aquellos perversos y sirva de paso también para que se ilustren. No nos estamos endeudando más allá de ese seis por ciento, nuestra ley de ingreso para este año, es de mil 639 millones de pesos”, indicó.

Justificó que este crédito fue solicitado porque “son muchas las necesidades que se tiene que cubrir" como es el caso del pago en la deuda que se tiene con el Issspeg, del que informó, se tiene una deuda de 111 millones de pesos.

Valdovinos Diego, aclaró que la deuda con el Infonavit es de 12 millones de pesos, y que ese préstamo también servirá para algunos proyectos “de gran impacto”, aunque no explicó qué obras.

“Lo que estamos haciendo es lo más correcto y es lo que le conviene a Acapulco, de no hacer uso de esta línea de crédito, tendríamos paralizada parcialmente la economía de los acapulqueños porque se le debe a acreedores y proveedores”.

“Que pena de verdad que políticos que ocupan una curul, se atrevan a dar expresiones sin sustento alguno con el único animo de confundir a la sociedad y contrarrestar lo bueno que está haciendo este gobierno”, apuntó.