Los pescadores de la chilena isla de Chiloé, que desde hace seis días se manifiestan con bloqueos carreteros, habilitarán una pista para el tránsito de camiones y así mitigar la escasez de alimentos y combustible que afecta la zona.

Los pescadores artesanales de Chiloé, distante mil 186 kilómetros al sur de Santiago, desarrollan esta manifestación solicitando ayuda del gobierno para combatir la marea roja que afecta el lugar y que ha provocado varazones de miles de moluscos afectados por toxina.

Los dirigentes de los trabajadores ratificaron la información a la estación radial ADN y señalaron que “esta medida se implementará por plazos breves con el objetivo de ayudar al desabastecimiento”, que se está viviendo en el territorio insular chileno.

“Hay una solución momentánea de que gente pueda salir de Ancud. Durante hoy (sábado) vamos a gestionar la salida de varios vehículos, ya que hay cortes en varias partes”, explicó un dirigente a periodistas.

Los pescadores permitirán el ingreso de alimentos, insumos y abastecimiento, además, permitirán la salida de algunos turistas que se encuentran desde hace seis días varados en Chiloé.

Los habitantes de la isla de Chiloé llevan cinco días de manifestaciones, que incluyen bloqueos de carreteras que impiden el libre tránsito de camiones, lo que genera escasez de alimentos y combustibles.

Las manifestaciones se han radicalizado en las últimas horas debido a la negativa que los trabajadores dieron a la última propuesta de “ayuda solidaria” del gobierno, que consta de un bono de 450 dólares en el primer mes y luego tres pagos mensuales de 220 dólares.

En otras partes del país se han realizado diversas manifestaciones en apoyo de las protestas de Chiloé. En Santiago, alrededor de 300 personas se reunieron en el principal corredor de la capital para realizar una marcha que culminó con incidentes menores.

En Concepción, ciudad distante 500 kilómetros al sur de Santiago, cerca de 400 personas se reunieron en señal de apoyo a los pescadores, mientras que, en Valparaíso, puerto distante 120 kilómetros al noroeste de Santiago, marcharon causando cierre de algunas calles.

Catástrofe ambiental: Greenpeace

La organización ecologista internacional Greenpeace calificó hoy la situación en la isla chilena de Chiloé, con la presencia de “marea roja” y la muerte masiva de especies, como una de las mayores catástrofes ambientales de los últimos años.

Greenpeace indicó en un comunicado que “la situación que se está viviendo hoy en la isla de Chiloé (distante mil kilómetros al sur de Santiago) es sin duda una de las mayores catástrofes ambientales de los últimos años registradas en el país”.

Indicó que desde abril se registró “una expansión inédita de marea roja en las costas de Chiloé. Este fenómeno ha estado acompañado de la mortandad masiva de mariscos como machas, piures, picorocos, jaibas, locos, lapas, choros y cholgas” que yacen en las playas de la isla.

La entidad puntualizó que la situación en Chiloé y en la región de Los Lagos es “en extremo grave y debe quedar total claridad sobre las reales causas de esta crisis”, uno de cuyos factores sería la catástrofe que vivieron las salmoneras del sector.

Precisó que la comunidad de Chiloé “asegura que se trata de una situación jamás vista en episodios anteriores de marea roja”, lo que motivó que cientos de pescadores bloquearan esta semana el ingreso a la isla y exigieran ayuda monetaria al gobierno.

Con información de Notimex