La Policía Federal mantendrá su vigilancia en Acapulco a pesar de que, por problemas administrativos con las autoridades locales, hoteles suspendieron el convenio de hospedaje para elementos que realizan labores de seguridad en el puerto.

En una tarjeta informativa, la Policía Federal en cuatro puntos expuso que ante la cancelación del convenio, la corporación policiaca accedió a desocupar las habitaciones que presentaban algún adeudo derivado del acuerdo que se tenía con el Gobierno del Estado de Guerrero.

Ante dicha situación los elementos fueron hospedados en otros hoteles que tienen convenio con la institución, en los cuales se ha cumplido con los plazos de pago establecidos, sin afectar de ninguna forma la operación.

En el caso particular de los elementos de la División de Gendarmería, no se realizó ningún ajuste en relación a los establecimientos donde están hospedados.

“La Policía Federal refrenda su compromiso con los habitantes y visitantes del puerto de Acapulco y mantendrá el despliegue en la zona, con el fin de garantizar las labores de vigilancia y vialidad, en apoyo de la policía municipal”, precisó la tarjeta informativa. Notimex.