México.- La moneda mexicana volvió a tener una nueva depreciación ayer, esta vez de 76.2 centavos frente al cierre del martes, con lo cual cotizó en 23.93 unidades en el mercado interbancario.

De acuerdo con Banco Base, tres fueron los factores que propiciaron la caída del peso.

El primero fue el desplome en los precios del petróleo, en la cual el WTI cerró con una pérdida de 16.59%, después de tocar un mínimo en la sesión de 20.06 dólares por barril, nivel no visto desde febrero del 2002.

El segundo, el impacto sobre México. La prima de los CDS (Credit Default Swap) de los bonos a 5 años de Pemex tocó un máximo histórico de 643.41 puntos base en la sesión, superando los niveles de la Crisis Financiera del 2008, lo que implica que el riesgo que percibe el mercado está más cargado hacia Pemex, por la probabilidad de un recorte en la calificación crediticia.

El tercer factor fue una mayor percepción de riesgo, relacionada con la pandemia del coronavirus.

Al cierre de la edición, algunos portales especializados comentaron que la caída en el precio del petróleo ocasionó que la mezcla mexicana de exportación cotizara por debajo de 15 dólares el barril, dato que dará a conocer hoy Pemex.