México. Notimex.- Durante mayo el peso borró la ganancia acumulada que llevaba hasta abril, y cerró el mes con una depreciación de 3.53 por ciento o 67 centavos, cotizando alrededor de 19.61 pesos, luego de alcanzar un máximo de 19.8279 pesos y un mínimo de 18.7913 pesos, destacó Banco Base.

El grupo financiero subrayó que hasta abril, el peso era una de las monedas más apreciadas entre los principales cruces frente al dólar, y de la canasta de divisas de economías emergentes.

De enero a mayo, la moneda mexicana alcanzó un máximo de 19.8279 pesos y un mínimo de 18.7480 pesos, acumulando una ligera apreciación de 0.18 por ciento respecto al cierre de 2018.

Durante los primeros cinco meses del año, entre los factores que fueron decisivos en los movimientos en el tipo de cambio se encuentran, por el lado de la apreciación, la eliminación por parte de Estados Unidos de los aranceles a las importaciones de acero y aluminio.

Además la posibilidad de que se apruebe el T-MEC durante los meses de verano, la expectativa de que la Reserva Federal (Fed) no subirá su tasa de referencia durante el resto del año, la expectativa de que el Banco de México no recortará su tasa de interés el resto del año, y los precios del petróleo al alza, particularmente entre el 1 de enero y el 30 de abril.

En cuanto a la depreciación, los factores importantes fueron el arancel anunciado por Estados Unidos de 5.0 por ciento a todas las importaciones provenientes de México, los precios del petróleo a la baja durante mayo y la especulación en torno a la calificación crediticia de México.

También la preocupación por los riesgos a la baja para el crecimiento económico global y el aumento del proteccionismo a nivel mundial en el contexto de la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

Banco Base subrayó que debido a factores estacionales, existe la posibilidad de que durante junio el tipo de cambio alcance un nivel de 19.90 pesos por dólar.

Empero, si se confirma la entrada en vigor del arancel a las importaciones provenientes de México y continúan las noticias sobre el deterioro del crecimiento económico global, el tipo de cambio puede elevarse a 20 pesos por dólar.

En ese nivel se encuentra una barrera psicológica importante, y una vez perforado se podría observar un incremento de la volatilidad del tipo de cambio y una menor probabilidad de que vuelva a bajar, apuntó.