México.-El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) abrió este miércoles con un rebote del 16.51 por ciento hasta los 13.48 dólares el barril, tras cerrar la sesión de ayer con un desplome del 43.47 por ciento, mientras continúa abocado a bregar con la falta de espacio de almacenamiento provocado por un exceso de oferta sin precedentes a raíz de la baja demanda por el COVID-19.

A las 9:15 h de Nueva York (8:15 de Ciudad de México), los contratos futuros del WTI para entrega en junio, el nuevo mes de referencia, el crudo sumaba 1.91 dólares con respecto a la sesión previa del martes.

Los precios del oro negro subían después de experimentar jornadas sin precedentes, llegando a cotizar incluso en negativo, por la falta de espacio para almacenar la producción de crudo después de que las medidas de confinamiento dictadas por los gobiernos para mantener a miles de millones de ciudadanos en sus hogares haya diezmado la demanda de petróleo en un mercado ya tenso por la sobreproducción.