México.-El oro negro vive otra jornada de caídas. El precio del barril de petróleo de referencia para Estados Unidos, el West Texas Intermediate (WTI) ha vuelto a registrar acusados descensos este lunes, hasta situarse en torno a los 12,2 dólares por barril.

El aumento de las reservas de crudo no frena y los recortes de la producción son insuficientes para compensar la caída de la demanda. Concretamente, el contrato a futuro de petróleo WTI para entrega en junio se ha desplomado un 27,92%, hasta situarse en los 12,2 dólares. Esto equivale a una contracción de casi 4,8 ‘billetes verdes’ con respecto al cierre anterior.

El precio del WTI para entrega en julio también ha descendido este lunes, aunque a un ritmo menor. El precio del barril ha llegado a situarse en 17,94 dólares, lo que equivale a una caída del 15,4%.

De esta forma, los mercados de crudo estadounidense han experimentado lo que se conoce como "contango", que se produce cuando el precio futuro cotiza a un precio más elevado que el actual.

El precio del barril en Europa

De su lado, el precio del barril de petróleo de referencia para Europa, el Brent, ha experimentado una contracción del 10,5%, hasta situarse en los 19,19 dólares.

El acusado descenso de los precios del ‘oro negro’ se produce en un contexto de demanda deprimida, debido a la abrupta caída de la actividad económica como consecuencia de las medidas de confinamiento aprobadas para frenar la crisis del coronavirus. Esto ha provocado que exista una falta generalizada de almacenamiento, sobre todo en Estados Unidos.

El miércoles de la semana pasada, la Agencia de Información de la Energía de Estados Unidos (EIA), informó de que el volumen de reservas comerciales de petróleo en el país norteamericano había aumentado en 15 millones de barriles, hasta 518,6 millones.

EU ocupa casi el 80% de sus reservas

La capacidad máxima de almacenamiento disponible en Estados Unidos es de 653,4 millones de barriles, por lo que el país ya ha ocupado el 79,4% de su reserva, más de dos puntos porcentuales por encima de la semana precedente. Si se descuenta el crudo presente en oleoductos y en tránsito, el ‘stock’ de crudo ocupa el 59,7% de la capacidad disponible, frente al 57% de la semana anterior.

Justamente el lunes de la semana pasada tuvo lugar una situación sin precedentes en la historia de Estados Unidos. El WTI no solo cotizó en negativo por primera vez en la historia, sino que el contrato de futuro para entrega en mayo (ya expirado) llegó a situarse en -40,8 dólares el barril. Es decir los compradores de recibieron dinero de los vendedores.

Desde que comenzó la negociación de contratos de futuros en Estados Unidos en 1983 y, hasta el pasado lunes, nunca antes se había registrado un precio inferior a los 10 dólares por barril.