#Suave Patria

PGR ofrece disculpa pública a indígenas

La sentencia fue apelada y un tribunal revocó la condena.

Por Redacción, 2017-02-21 15:05

Ciudad de México.- Tras 11 años de haber sido acusada indebidamente de secuestrar a agentes de la entonces Agencia Federal de Investigación (AFI), y haber pasado tres años presas con base en pruebas falsificadas, la Procuraduría General de la República (PGR), ofreció una disculpa pública a las indígenas hñáhñú (otomíes) de Querétaro, Teresa González Cornelio, Jacinta Francisco Marcial y Alberta Alcántara Juan .

En el Museo Nacional de Antropología e Historia, la Procuraduría General de la República (PGR), a través de su titular, Raúl Cervantes, ofreció una disculpa pública a las mujeres hñahñu y reconoció públicamente su inocencia, luego de haber sido acusadas injustamente.

En mayo de 2006, los agentes federales se enfrentaron con comerciantes de un tianguis en Querétaro; tres meses después, las indígenas fueron detenidas mientras vendían sus productos por el delito de secuestro y tráfico de drogas.

González Cornelio, Francisco Marcial y Alcántara Juan, fueron sentenciadas a 21 años de prisión, sin embargo, sus defensores —integrantes del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro- demostraron que habían sido inculpadas con base en pruebas falsificadas, que no contaron traductores y las supuestas declaraciones redactadas en español, no fueron realizadas por ellas.

Tras un largo proceso de defensa que llegó hasta la Suprema Corte de Justicia d la Nación, una sentencia del Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJFA) ordenó la reparación del daño por la condena emitida en contra de las indígenas y que fue de 21 años de cárcel.

El director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, Mario Patrón, dijo que con este reconocimiento de inocencia se atestigua «un acto de esperanza» y agradeció a las mujeres indígenas por su «persistente búsqueda de la verdad».

Mencionó que Jacinta Francisco, Teresa González y Alberta Alcántara siguen con sus vidas pero este acto de injusticia las dejó marcadas de por vida. «Su perseverancia se ha vuelto un emblema de valentía», comentó.

En su participación, Teresa González recordó las acusaciones de las que fue objeto y el sufrimiento de su familia por no tener los medios para defenderla. «No sabíamos qué es lo que estaba pasando» y aseguró que esta disculpa pública es una gran victoria porque cierra estos 11 años de lucha, pero nunca será suficiente por los años de injusticias.

Entre lágrimas y con la voz rota, Alberta Alcántara recordó el tiempo que pasó en prisión y pidió a los indígenas que no se queden callados ante la injusticia. «Señor procurador espero no ser la última (que reciba) una disculpa pública, porque hay miles que viven casos como nosotras», dijo.

En su oportunidad, el procurador se dirigió a las tres indígenas, quienes a pesar de ser inocentes fueron encarceladas durante un tiempo que no podrá ser devuelto a estas mujeres a pesar de la disculpa de las autoridades. Dijo que al exigir lo que les corresponde, las indígenas movieron al Estado a cumplir con su verdadera función, cumplir con lo que mandata la ley.

«Ante ustedes, Alberta Alcántara y Teresa González, reconozco públicamente su inocencia respecto de los delitos que se les atribuyeron y por los que de forma injusta fueron privadas de su libertad», señaló el titular de la PGR a nombre del Estado mexicano.

Tras hacer el reconocimiento público de la inocencia de Teresa y Alberta, Estela Hernández, hija de Jacinta tomó la palabra a nombre de su madre y aseguró que si bien no están satisfechas con esta disculpa, al menos «hoy nos chingamos al Estado».

Posteriormente, Jacinta improvisó un discurso en el que recordó con al voz entrecortada todo lo que significó este proceso de injusticias que vivió en prisión, la cual comparó con el infierno.

El procurador hizo la disculpa pública a Jacinta y el reconocimiento de su inocencia y aseguró que la institución que encabeza está siendo parte de un proceso de restructuración con la finalidad de mejorar sus procedimientos y poder garantizar la no repetición del acto reclamados por las afectadas.

Durante su intervención, Raúl Cervantes escuchó los reclamos de algunos de los asistentes, quienes desde las butacas le gritaron algunas consignas y le exigieron atención a casos de detención arbitraria, por lo que ordenó la atención de la dependencia.

#Suave Patria

AMLO critica a los refrescos y promueve bebidas tradicionales

El presidente reconoció a la ciudad de Oaxaca como “uno de los sitios con mayor tradición”, sobre todo en cuanto a gastronomía.

Por Redacción, 2019-08-19 16:24

México.- AMLO aprovechó su visita a Tlacolula en Oaxaca, para promocionar las bebidas típicas de la región, pues dijo son mucho más sanas, nutritivas y baratas que los refrescos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) reconoció a la ciudad de Oaxaca como “uno de los sitios con mayor tradición”, sobre todo en cuanto a gastronomía.

Acompañado por el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat; el secretario de Salud, Jorge Alcocer y los directores del IMSS, Zóe Roble, como del ISSSTE, Luis Antonio Ramírez Pineda, el presidente departió junto con ellos tejate preparado en el lugar.

El presidente mexicano empezó a explicar que el tejate es una bebida de maíz con cacao muy similar al pozol o chilate, la cual forma parte de la dieta del IMSS Bienestar que se promueve en Oaxaca y se caracteriza por ser energética.

“¿Y qué, no nos vas a invitar?, le dijo AMLO a quien preparó el tejate.

López Obrador indicó que en el IMSS existe una orientación nutricional para combatir la obesidad, aprender a comer bien y menos comida chatarra, ponderando en su lugar la comida tradicional que se produce en los lugares de origen.

Una nutrióloga explicó que cuáles eran los platillos expuestos: el primero “higaditos” que se preparan con huevo, pollo y una salsa picosa; en segundo lugar “guías de flor de calabaza” preparadas con calabacitas tiernas, hojas de flor de calabaza y elote que se acompañan con un pedazo de tasajo; al final las tlayudas.

Además se preparó una salsa de gusanos de maguey y chapulines.

#Suave Patria

Ivonne Ortega se va del PRI, pero no de la política

Tras la derrota por la dirigencia del partido, la yucateca afirmó que decidió separarse de éste porque ya no la representa tras 29 años de militancia.

Por Redacción, 2019-08-19 16:21

México.- La expriista Ivonne Ortega, exgobernadora de Yucatán y contendiente para ocupar la presidencia del Partido Revolucionario Institucional señaló que “el triunfo de Alejandro Moreno como nuevo presidente del PRI, será juzgado por la historia y tendrán que aclararlo y responder los gobernadores que le dieron su apoyo”.

Tras la elección interna del fin de semana, la cual no le favoreció para ganar la presidencia del partido, dijo que decidió separarse de éste porque ya no la representa tras 29 años de militancia.

Al ser cuestionada sobre ¿por qué no renunció antes si veía venir que habría irregularidades?  Ivonne Ortega preciso que decidió dar la batalla porque estaba “convencida de que las viejas prácticas y mañas se habían terminado, y que la cúpula priista había entendido  que las irregularidades pueden garantizar ganar internamente,  pero no garantizan ganar un proceso constitucional”,  por ende siguió en el proceso, porque creyó que había la oportunidad de poder participar.

Denunció que hubo una total inclinación y sumisión de la comisión de procesos del PRI, apunto que incluso hubo una descarada caída del sistema para no permitir la sustitución de representantes en las casillas, por lo que más de mil no pudieron acreditarse y una cantidad similar fue impedida para vigilar casillas, toda vez que fueron presa de agresiones y amenazas.

Ivonne Ortega reconoció que reflexionó mucho sobre la intención de acudir ante la autoridad electoral para impugnar los comicios internos, pero decidió no hacerlo “en solidaridad a la militancia y para no causar mas daños”. Todavía ayer domingo, reconoció, dudó dejar las filas del Revolucionario Institucional, pero al ver los maltratos y vejaciones a sus representantes en casilla, fue necesario renunciar a la militancia.

La ex gobernadora de Yucatán reconoció que «fue una dolorosa separación, dura, pero la mejor decisión´», toda vez que desde la edad de once años inició sus labores en el PRI, repartiendo propaganda y hasta pintando bardas.

Descartó que se trate del fin de su carrera política, pero índico: “tengo que vivir mi etapa de duelo, no es fácil tener que vivir el duelo”; aseguró que las causas siguen intactas, por lo que seguirá desde la sociedad civil trabajando porque urgen contrapesos, y sentenció : “no me alejo de la política,  pero hoy lo hago desde la sociedad civil por las causas que me han movido siempre».

#Suave Patria

Feminicidios, una pandemia social que no indigna a México

Hasta ahora nos hemos conformado con la estadística, con las cifras y porcentajes que sí arrojan datos, pero enfrían el fenómeno. Lo alejan de la condición humana.

Por Lucía Deblock, 2019-08-19 15:07

México.- ¿Cuántas mujeres asesinadas y violentadas necesita México para indignarse?

México ha sido incapaz de garantizar el derecho a la vida de las mujeres, tal como lo establece la Corte Interamericana de Derechos Humanos de 2009; particularmente el reconocimiento del feminicidio se ha convertido en una lucha desigual entre los familiares de las víctimas y las autoridades.

Primero fue Ciudad Juárez, donde una mujer murió cada 20 horas. Después, el horror se trasladó a Ecatepec, pero todo México ha sido territorio fértil para la violencia feminicida que arrasa con su olor a muerte e impunidad1.

Las confesiones de asesinos seriales de mujeres no han sacado de la indiferencia a ningún mexicano ni han propiciado ningún tipo de estudio psicosocial que pretenda esclarecer y atacar las causas más profundas, además de las obvias, como la cultura machista y la impunidad. Hasta ahora nos hemos conformado con la estadística, con las cifras y porcentajes que sí arrojan datos, pero enfrían el fenómeno. Lo alejan de la condición humana.

Tal es el caso de un matrimonio que confesó haber desaparecido al menos a 10 mujeres, con lujo de violencia, en los alrededores de Ecatepec. O de la pandilla conformada por al menos 3 menores de edad que han confesado 15 muertes de jóvenes mujeres -también en el Estado de México- y que este año serán liberados, cuyas confesiones ayudaron a identificar a las víctimas, sin duda importante, pero no abonaron al esclarecimiento del patrón sistemático y psicológico del delito.

Uno de los principales argumentos de los estudios que analizan la violencia como un problema de salud pública sostiene que ésta se propaga de forma parecida a una enfermedad. Eso explica la incidencia feminicida al alza en Tecámac y Teotihuacan, colindantes con Ecatepec.

Según la ONU, América Latina es el lugar más letal para las mujeres fuera de una zona de guerra. Las cifras que registra el organismo advierten de que en 2017 murieron 2.559 víctimas de la violencia por su calidad de mujer, pero estos números no incluyen a Colombia ni a nuestro país. Sólo en México se cometieron 671 feminicidios durante ese año. Pero en 2018, fueron asesinadas 3,663 mujeres.

Sin embargo, como hemos mencionado anteriormente en este espacio, las irregularidades en la tipificación del delito de feminicidio son notables, por lo que no sería extraño que las cifras oficiales sean inferiores a las reales.

Además, la impunidad que rodea este tipo de casos es indignante: sólo el 10% de los casos han recibido una sentencia condenatoria.

De acuerdo al último informe sobre violencia de género del INEGI, los datos muestran que las mujeres son asesinadas con mayor violencia y saña, también fue notorio que se utilizaron medios que producen mayor dolor y prolongan el sufrimiento antes de morir. A lo anterior, podríamos considerar los testimonios de familiares que dan cuenta de la enorme violencia que acabó con la vida de sus familiares y amenaza todos los días a las mujeres mexicanas.

De acuerdo a la experiencia de los familiares, las autoridades tienden a reducir la violencia feminicida a un problema de violencia doméstica y basan sus análisis en apreciaciones subjetivas, como prostitución, venta de drogas o incluso ligan los asesinatos a la situación sentimental de la víctima y a la falta de valores.

Esta información es la que debería sacudir a México.

1.-http://internet.contenidos.inegi.org.mx/contenidos/Productos/prod_serv/contenidos/espanol/bvinegi/productos/nueva_estruc/702825188436.pdf